Insiste Trump en que México pagará “absolutamente” por el muro

Durante su breve reunión en el marco de la cumbre del G20, los Mandatarios de México y Estados Unidos se vieron las caras por primera vez desde que Trump es Presidente.

- Publicidad -

Durante el primer encuentro bilateral que sostuvieron los Presidentes de México y Estados Unidos, como parte de las reuniones organizadas por la cumbre del G20 en Hamburgo, Donald Trump recalcó (ante la insistencia de un periodista) que nuestro país “absolutamente” pagará por el muro fronterizo entre ambas naciones.

Aunque los medios mexicanos no tuvieron acceso a los anuncios previos a la conversación donde Trump dijo sentirse “feliz de estar con su amigo el Presidente de México”, la prensa norteamericana sí lo hizo, provocando que un séquito de periodistas comenzaran a lanzarle preguntas a gritos y aunque usualmente no responde, esta vez sí lo hizo al ser cuestionado sobre el polémico muro.

La respuesta del Presidente no fue directa, sino más bien se percibió como un chiste que le susurró a uno de sus acompañantes, que se encontraba a su lado y esbozó una ligera sonrisa ante la declaración.

Sin embargo, los medios de comunicación supusieron que ante el bullicio que había en la sala (más quizá la conocida falta de dominio del inglés del Jefe del Ejecutivo mexicano) Peña Nieto no escuchó en lo absoluto la respuesta de Trump.

Así lo aseguró también el propio aprendiz de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, quien en entrevista con Circo Gomez Leyva afirmó que ni el Presidente ni nadie de su equipo escuchó lo que dijo Trump.

Lo que sí están seguros de haber escuchado (porque además venía en el guión) fueron las declaraciones iniciales de Peña Nieto quien habló de “reforzar la seguridad” en la frontera, o lo que es lo mismo, continuar con la sangrienta estrategia actual en coordinación con las autoridades norteamericanas que ha costado la vida a miles de personas durante tantos años.

El primer encuentro entre Trump y Peña (desde aquella infame invitación a Los Pinos en agosto de 2016) se da unos cincos meses después de que el Mandatario mexicano cancelara su visita a Estados Unidos, tras una serie de declaraciones poco favorables del magnate neoyorquino hacia nuestro país.

¿Cuál será la estrategia de nuestro Gobierno ahora para hacer frente a la misma retórica de Trump en cuanto al muro?

Quizá hacerse de oídos sordos ante las burlas no sea la mejor de las ideas.

Comentarios