Inician las fotocívicas en la Ciudad de México

Cuando un conductor rebase por más de 40 por ciento la velocidad permitida, automáticamente se restarán cinco puntos a la placa

- Publicidad -

Este lunes iniciaron las fotocívicas en la Ciudad de México, las cuales sustituyen al sistema de fotomultas, donde cada conductor contará con 10 puntos que se podrán ir perdiendo al cometer una infracción y sean identificados por los detectores.

Sin embargo, las multas se mantienen, en casos donde un oficial de tránsito detecte que se ha cometido una violación al reglamento.

El programa inicia con 58 cámaras y 80 radares, y se sancionará a quienes aparezcan registrados como dueños de los automóviles cuyas placas aparezcan en ellos.

Entre las infracciones se encuentra el no usar el cinturón de seguridad; no respetar la preferencia de paso de peatones; circular en sentido contrario, y manejar a exceso de velocidad.

También, invadir el paso peatonal; pasarse un alto; dar vuelta continua a la derecha o izquierda; sostener o cargar personas o animales en la parte delantera del automóvil, y usar distractores, como un teléfono celular.

Las sanciones que se aplicarán van desde amonestaciones (para las dos primeras ocasiones) y realizar cursos en línea sobre el Reglamento de Tránsito y las 10 reglas del Buen Conductor, hasta participar en obras de restauración en centros educativos, de salud o de servicios.

Al incurrir en la tercera infracción se deberá cumplir con un curso en línea básico; a la cuarta se deberá tomar el curso en línea y otro intermedio; a la quinta se deberán tomar los dos cursos anteriores y uno de sensibilización presencial.

Los trabajos comunitarios comenzarán a partir de que al automovilista se le descuente el sexto punto, y se aplicarán por plazos de dos horas para cada punto.

Para la séptima falta se deberán cumplir con los cursos y cuatro horas de trabajo comunitario; la octava además de los cursos se deberá cubrir seis horas de trabajo comunitario.

La novena falta será necesario cubrir ocho horas de trabajo comunitario y los respectivos cursos; con la décima falta se deben cubrir 10 horas de trabajo comunitario, y los cursos.

También estarán obligados, si es el caso, a restaurar los bienes dañados por el infractor.

Entre los trabajos comunitarios se encuentran obras de balizamiento y realización de obras de ornato en lugares de uso común.

Así como trabajos de limpia o reforestación, y “las que determine la Jefatura de Gobierno en coordinación con la Secretaría de Movilidad”.

Quien no cubra sus sanciones, no podrá verificar sus vehículos.

De acuerdo al Gobierno capitalino, se trata de un “programa equitativo de sanciones educativas y de trabajo comunitario” para que los ciudadanos puedan “cambiar sus comportamientos”.

Se mantienen las multas económicas por violar las reglas y horarios en zonas de parquímetros, y las que corresponden por invasión al carril confinado del Metrobús.

(Con información de El Universal y Excélsior)

Comentarios