- Publicidad -

La Unión Europea impuso una multa de 2 mil 420 millones de euros (2 mil 720 millones de dólares) a Google por abusar de su posición dominante en el sector de los buscadores de internet al dar ventajas ilegales a sus propios servicios de comparación de compras.

“Google ha abusado de su dominio de mercado como buscador dando una ventaja ilegal a otro producto de Google, su servicio de comparación de compras”, señalaron reguladores comunitarios.

Esta multa es la más alta de las que ha impuesto hasta ahora la Unión Europea por prácticas anticompetitivas, más del doble de la que se impuso a Intel que fue de 1 mil 060 millones y cinco veces más de la que recibió Microsoft en el 2004 que fue de 400 millones.

Google se ha defendido y piensa en apelar esta sanción.

“Google ha producido muchos servicios innovadores y servicios que han cambiado nuestras vidas. Eso es algo bueno, pero la estrategia de Google para su servicio de comparación de precios no consistía solo en traer clientes al hacer sus productos más atractivos… Google abusó de su dominio del mercado como buscador para promocionar sus propios servicios en los resultados relegando los de sus rivales”, explicó la Comisaria Europea de Competencia, Margrethe Vestager

La Unión Europea ha dado a la empresa de Mountain View, California un plazo de 90 días para desechar esta práctica o deberán enfrentar multas de hasta el 5 por ciento de la media de los ingresos diarios mundiales de su empresa matriz Alphabet. 

La Comisión Europea, que determina las normas antimonopolio de la Unión Europea, aduce que Google eleva los resultados de su servicio de compras aunque otras opciones puedan tener mejores ofertas.

Google se ha defendido diciendo que cuando los consumidores compran en línea, quieren encontrar los productos que buscan “rápida y fácilmente” y los anunciantes quieren a su vez “promover los mismos productos”.

“Por eso Google muestra anuncios de compras, conectando a nuestros usuarios con miles de anunciantes, grandes y pequeños, en formas que sean útiles para ambos”, dijo en un breve comunicado su vicepresidente y asesor legal general, Kent Walker.

Walker añadió que la empresa está “respetuosamente” en desacuerdo con las conclusiones anunciadas por el Ejecutivo comunitario y buscará entonces una apelación.

Google también fue demandada en México.

La denuncia fue interpuesta en octubre del año pasado por el abogado Ulrich Richter Morales ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México. 

El abogado demandó a la empresa por “daño moral” debido a que la plataforma Blogspot dirigida por Google, suplantó su identidad.

Richter había solicitado en una carta dirigida al entonces director de Google en México, Lino Esteban, retirar el blog ilegal en su plataforma ya que violaba sus derechos fundamentales.

Ante una aparente negativa, Richter procedió a la demanda en contra de la empresa. 

Ulrich Richter forma parte del equipo de abogados del ex Gobernador de Coahuila, Humberto Moreira.

Comentarios