Impidieron a la Cruz Roja rescatar a las víctimas del socavón

Sus socorristas pudieron haber evitado tragedia en el Paso Exprés… ¡Pero no los dejaron actuar!

- Publicidad -

La vida de Juan Mena López y Juan Mena Romero, padre e hijo respectivamente, pudo haberse salvado si las autoridades de Protección Civil del estado de Morelos, hubieran permitido a la Cruz Roja actuar en tiempo y forma.

Hoy se sabe que aunque los socorristas pudieron haber descendido desde las 06:00 horas de la mañana, aproximadamente, no se les permitió el acceso, pues hasta una hora y media después los miembros de Protección Civil realizaron una inspección al interior del socavón y a las 08:00, una vez que el personal salió del hoyo, se originó un derrumbe que sepultó por completo al automóvil donde viajaban ambas víctimas.

Una vez que se formó el socavón la madrugada del 12 de julio, el primero en arribar a la escena fue el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) del Estado, quien según reportes internos de la Cruz Roja Mexicana notificó vía radio del accidente, por lo que enviaron una unidad que llegó al lugar a las 05:48 horas.

Este equipo llegó apenas 10 minutos después de que se realizara la llamada del 911 por parte de la pareja de Juan Mena Romero para dar aviso de que su auto había caído en el socavón, sin embargo la primera unidad de rescate arribó al filo de las 06:00 de la mañana, quienes revisaron el área y se percataron de que había un vehículo al fondo del agujero.

Una vez realizada la observación, se retiró a todas las personas y vehículos de la zona y las bitácoras señalan que a las 05:57 llegó otra unidad médica de la Cruz Roja, y a las 06:04 la unidad de rescate MOR-050.

No obstante, fue hasta las 6:09 horas, 21 minutos después de que se notificara el accidente por parte del CRUM, que llegaron al lugar de los hechos bomberos de Cuernavaca y personal de Protección Civil del Estado y municipales.

La Cruz Roja señala que en ese momento se propuso instalar una tirolesa para poder inspeccionar a fondo el socavón, sin embargo Protección Civil “indicó que se realizaría la inspección del área mediante el descenso de personal con una grúa”, dadas las condiciones del terreno.

La Cruz Roja pretendía bajar a un rescatista a través de esta tirolesa para encontrar una ruta de acceso al auto, que aún estaba visible después de las 6:09 horas, pero este no les fue permitido, acusa otro documento.

El segundo informe de Daniel Rodríguez Morales, miembro de la guardia entrante de la Cruz Roja, explica que la Policía Federal pidió a las unidades de la Cruz Roja, recorrerse algunos metros, para que se permitieran las labores de la grúas, sin embargo fue hasta las 07:20 horas que personal de Protección Civil de Morelos y bomberos de Cuernavaca descendieron al socavón, para tratar de enganchar el auto, con ayuda de la grúa.

Aproximadamente a las 08:00 de la mañana los integrantes de PC y bomberos salieron del agujero sin lograr su cometido y en ese momento ocurrió un nuevo derrumbe que amplió el diámetro del agujero, terminando de sepultar aún con vida a los Mena Romero al interior del vehículo.

No fue sino hasta las 14:42, según las bitácoras, que mediante trabajo con maquinaría pesada se logró retirar el material que sepultó el auto, sin embargo los cuerpos sin vida de ambos familiares fueron rescatados hasta las 15:20 y 15:40, horas. Más de ocho horas después de que se propuso realizar el primer rescate.

No queda duda entonces, que el lento e inseguro actuar de las autoridades ante un escenario por demás confuso y ante el cual jamás estuvieron preparados, fue el principal causante de que ambas vidas no pudieran haber sido salvadas aquella trágica mañana.

(Con información de Reforma)

Comentarios