¿Cuál es el impacto de la tecnología en la democracia? Universidades lo estudiarán

Foto: MANDEL NGAN / AFP
- Publicidad -

Nuevos programas de investigación de las universidades estadounidenses se centrarán en el impacto de la tecnología en la democracia, incluyendo el papel de la desinformación, anunció esta semana la fundación John S. y James L. Knight.

La fundación Knight dijo que ofrecerá 50 millones de dólares de financiación en investigaciones “para entender mejor cómo la tecnología está transformando nuestra democracia y el modo en que recibimos y nos relacionamos con la información”.

La iniciativa surgió como respuesta a la disminución de confianza en los medios de comunicación y las campañas en redes sociales financiadas por servicios de inteligencia.

La fundación financiará investigaciones nuevas y multidisciplinares en 11 universidades y centros de investigación y creará cinco nuevos centros de estudio.

“Estamos viviendo el cambio más profundo en la manera de comunicarnos con los demás desde que Gutenberg inventó la imprenta”, dijo el presidente de la fundación Knight, Alberto Ibarguen, quien añadió que internet está cambiando la democracia y que para entender lo que realmente sucede, es necesario que haya investigadores e información independientes basados en datos y que los ciudadanos y universidades formen parte de los debates.

Internet impulsó movimientos prodemocracia en casos como la Primavera Árabe, pero en otras ocasiones, como las elecciones estadounidenses de 2016 y la campaña del Brexit, fue una plataforma de manipulación.

En los últimos meses, algunos estudios mostraron que los estadounidenses están perdiendo su confianza en las plataformas de verificación de datos.

La nueva iniciativa es parte de un compromiso que la fundación Knight anunció en febrero para fortalecer el periodismo y la democracia. Otras fundaciones se sumaron a la causa.

Las donaciones se destinarán a nuevos proyectos.

Algunas de loas centros que recibirán fondos son la universidad de Indiana, Stanford, Yale, la de Texas, la de Wisconsin y el instituto de investigación Data & Society.

(AFP)

Comentarios