Ignoraron delegaciones de la CDMX solicitud de informes sobre edificaciones

Las autoridades de las demarcaciones capitalinas hicieron caso omiso a una alerta del Congreso para revisar edificios.

- Publicidad -

Salvo Pablo Moctezuma, delegado en Azcapotzalco, el resto de los titulares en las demarcaciones de la Ciudad de México, hicieron caso omiso a las advertencias enviadas por el Congreso de la Unión, donde se detallaban las irregularidades inmobiliarias a las que estaban expuestas las delegaciones.

La Comisión Permanente solicitó a los jefes delegaciones de la CDMX desde el 24 de mayo, verificar la construcción de inmuebles, sin embargo al final sólo Tláhuac y Milpa Alta, además de Azcapotzalco, fueron quienes enviaron respuestas sobre las órdenes que giraron al respecto, mientras que la Cuauhtémoc (una de las más afectadas por el sismo) apenas y notificó que estaba al tanto.

Por otro lado, Benito Juárez, Tlalpan y Coyoacán, que fueron de las zonas más afectadas, no emitieron respuesta alguna.

Los 16 oficios que pedían a los delegados coordinarse con el Instituto de Verificación Administrativa, fueron entregados entre el 27 y 29 de junio.

En mayo pasado la Comisión Permanente del Congreso de la Unión exigió a los delegados que “en el ámbito de sus atribuciones y en coordinación con el Instituto de Verificación Administrativa instrumenten los mecanismos para fortalecer las verificaciones administrativas en materia de construcción y edificación, a fin de evitar la proliferación de inmuebles que incumplen con la legislación aplicable en la materia”.

Se les solicitó en ese entonces, reforzar “los mecanismos para sancionar a los desarrollos inmobiliarios que incumplan con la normatividad aplicable”.

No obstante esta petición fue girada hasta el 20 de junio por parte de la la Secretaría de Gobierno de la CDMX y entregados hasta finales de junio.

Sin embargo, a una semana de la tragedia por el terremoto, sólo Moctezuma precisó que en su gestión se han realizado 355 verificaciones, de las cuales se han desprendido 21 suspensiones, 14 clausuras y la disminución de 61 por ciento de viviendas construidas.

La delegación Cuauhtémoc que gobierna Ricardo Monreal, únicamente envió al Congreso oficios donde se respondió que “se toma debida nota de su contenido y a su vez manifestar la plena disposición para su cumplimiento”.

Hoy sabemos tras el sismo, que estas medidas cautelares que pudieron haberle salvado la vida a muchos capitalinos, fueron completamente ignoradas.

(Con información de Excélsior)

Comentarios