Humberto Moreira dice que es de los pocos políticos del país con ‘manos limpias’

En entrevista, el ex gobernador dice que su hermano Rubén lo boicoteó para que no alcanzara una diputación plurinominal.

- Publicidad -

Tras dos semanas de que Humberto Moreira perdiera por centésimas la oportunidad de ser diputado local en Coahuila y su Partido Joven perdiera el registro, hoy hace una semblanza de los comicios donde se compara con su hermano con la historia bíblica de Caín y Abel.

Durante una entrevista concedida a el periódico El Universal, dijo que la prioridad de la campaña era que Miguel Ángel Riquelme se hiciera con el triunfo en la entidad y que se consiguió, pero que a él faltaron 0.13 décimas para alcanzar la diputación y culpa directamente a su hermano Rubén, actual gobernador del estado, de haber interferido para que esto no sucediera.

Dijo que su hermano puso en riesgo hasta la elección “con su obsesión personal” ya que afirma que “es como aquel de que con tal de salirse con la suya quema la casa con todo y el candidato adentro; no le quedó claro hacia dónde eran los golpes.”

Aseguró que se trata de un asunto personal entre ambos, ya que su hermano “tiene pretensiones y aspiraciones políticas, él sueña con que puede, después de esto, ser senador y entonces dice: ‘Me estorba Humberto, mi inventor’, es como el doctor Frankenstein, ¿no?, terminas inventando un monstruo.

Entonces mi inventor, él que me dio todas las oportunidades políticas relevantes se me va a atravesar en el camino y él así lo expresó con grupos de amigos, que él cree que son grupos de él. Entonces si alguien puso en riesgo la elección fue él con una obsesión personal, que no la acabo de entender.”

Compara su historia con la de los hermanos bíblicos Caín y Abel, además de que dice que no le interesa el fuero en lo absoluto ya que él es el único político que ha sido exonerado de todo y si alguien dice que es honesto es un acto de fe, pero él sí lo puede demostrar.

Afirma que no hubo fraude electoral el pasado 04 de junio en Coahuila, sino que se registraron errores en el conteo que también afectó a otro partidos, por lo que hay elementos para anular los comicios como ha solicitado la oposición.

El ex dirigente nacional del PRI dijo que no existe rencor hacia su hermano y augura regresara a su comportamiento de antes cuando deje el poder, como aquellas caricaturas de ‘me pareció ver un lindo gatito

Al ser cuestionado si su hijo murió por culpa del gobierno de su hermano, aclaró que el asesinato se debió a torpezas al arranque de su administración ya que “su gobierno persiguió a los delincuentes con el Ejército, y a raíz de que cambió el modelo, todo empeoró.”

Cuando le preguntaron sobre el actual presidente del Revolucionario Institucional, Enrique Ochoa Reza, dijo que no porque se sienta ‘Juan Camaney’ pero que en un debate lo pondría en su lugar ya que insiste en que se requiere un cambio de actitud en la dirigencia o está en peligro de que el partido pierda las elecciones del 2018.

Dijo además no saber si está expulsado o no del PRI, ya que a él no le han notificado aún.

Aunque Riquelme ha dicho que si hay elementos suficientes, se encarcelará tanto a Humberto como a Rubén, el ex gobernador asegura que es de los pocos políticos de este país que tiene las manos limpias y que ha demostrado que es honesto, honrado y no tiene relación con el crimen.

Aseguró que no existió lavado de dinero en su gobierno y que no participó en la concesión ilegal de adeudos.

Sentenció que no tiene miedo de ir a la cárcel, pues ya estuvo y salió al no podérsele comprobar ningún crimen.

 (Con información de El Universal.)

Comentarios