Hackers piden a Pemex 5 mdd como “precio especial” para liberar equipos

Octavio Romero Oropeza, director de Pemex. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

Los hackers que atacaron la red interna de Petróleos Mexicanos (Pemex) solicitaron a la petrolera un pago de unos 5 millones de dólares.

Así lo informó la agencia Reuters, que no solo tuvo acceso al mensaje que los hackers dejaron en las pantallas de los equipos infectados, sino que también pudo contactar a algunos de ellos directamente a partir de un correo electrónico que estaba en la nota de rescate.

En dicho texto aparecían las instrucciones para acceder a un sitio de internet anónimo ligado a “DoppelPaymer”, un tipo de ransomware.

En dicho sitio, los hackers pedían los 565 bitcoins, equivalente a cinco millones de dólares, y daban a la petrolera un plazo de 48 horas para realizar el pago, añadiendo los detalles de cómo realizar la transferencia.

Tras ser contactados, los presuntos hackers respondieron a Reuters que Pemex había perdido el plazo para obtener un “precio especial”, en una aparente referencia al descuento que ofrecen a víctimas de “ransomware” por un pago anticipado, pero dijeron que la petrolera todavía tenía tiempo para entregar los 565 bitcoins.

“El plazo ha expirado solo para el precio especial”, escribieron los hackers a la consulta de Reuters, aunque no respondieron a la pregunta sobre si Pemex había hecho algún movimiento para pagar el rescate.

Pemex tampoco respondió al respecto.

El ataque, que fue detectado por Pemex el domingo, forzó a la compañía a apagar equipos de cómputo de sus empleados en todo el país, inhabilitando, entre otros, los sistemas de pagos, de acuerdo con cinco empleados de la compañía y correos electrónicos internos.

No obstante, la empresa estatal aseguró a través de un comunicado que los equipos afectados no pasaban del 5%.

Cabe mencionar que las compañías tomadas digitalmente como rehenes pueden sufrir daños catastróficos, ya sea que paguen o no el rescate establecido.

Como ejemplo, está el caso del productor noruego de aluminio Norsk Hydro, que en marzo pasado fue golpeado por un ransomware que se extendió a 160 sitios, lo que finalmente obligó a partes del gigante industrial a operar con lápiz y papel.

La compañía se negó a pagar el rescate. Pero dijo que el ataque generó hasta 71 millones de dólares en costos de limpieza, de los cuales hasta ahora solo 3.6 millones habían sido pagados por el seguro.

El ataque a Pemex ocurre en un contexto de incertidumbre en el futuro de la petrolera, por lo cual representa un nuevo desafío en medio de la lucha que sostiene la empresa por pagar grandes deudas, revertir años de disminución de la producción de petróleo y evitar rebajas en sus calificaciones crediticias.

(Con información de El Universal)

Comentarios