Guajardo y Videgaray reconocen papel de Seade para destrabar el TLCAN

En una mesa en el programa Despierta de Carlos Loret de Mola, el secretario de Economía, el canciller y Jesús Seade expusieron detalles de la difícil negociación

Win McNamee/Getty Images/AFP
- Publicidad -

Tanto Ildefonso Guajardo, secretario de Economía quien estuvo al frente de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), como el canciller Luis Videgaray reconocieron que el papel de Jesús Seade, negociador designado por Andrés Manuel López Obrador fue fundamental para lograr el acuerdo con Estados Unidos.

Guajardo dijo que “hubo momentos en donde no estábamos tan seguros de que íbamos a llegar a donde llegamos ayer. Yo creo que, en ese sentido, la incorporación del doctor Seade como representante del equipo de transición vino a jugar un papel fundamental”.

El secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray confirmó que “hubo un momento a lo largo del camino donde parecía que lo más probable era que se acabara el Acuerdo de Libre Comercio”, pero lo que ayudó a destrabar las negociaciones fue la propuesta de Seade para darle solución a la cláusula sunset.

Por ello, Videgaray se mostró agradecido con el presidente electo, que al enviar a “alguien con la experiencia, la capacidad negociadora,  el talento”, pues a partir de su sugerencia como observador, fue que se pudo retomar la negociación que finalizó con un acuerdo.

Guajardo reconoció que para llegar a un compromiso como el que se alcanzó, era necesaria la voluntad del Gobierno constitucional, pero también el de transición.

La problemática cláusula sunset se refería a la terminación del TLCAN cada cinco años, a menos que los tres socios ratificaran su continuación.

Jesús Seade, detalló que una alternativa en lugar de la extinción, era una revisión que tuviera consecuencias, y si se encontraban problemas en algún sector, se podría hacer una actualización, pero esta sería programada con tiempo y regida por las tendencias de la economía, y no de la política, así la primera revisión sería en 2025, lo cual no afectaría ni a Peña Nieto ni a Donald Trump.

El canciller Videgaray considera que no existen diferencias entre el equipo negociador del presidente Peña Nieto y el de la próxima Administración, pues “nos presentamos ante Estados Unidos y ante Canadá como un solo equipo”.

Comentarios