Granjeros de la UE presionan por reforma en etiquetas de productos vegetarianos

06 de octubre de 2020.-Bruselas, Bélgica.- Vista general del pleno del Parlamento Europeo. Foto: Dursun Aydemir / Anadolu Agency
- Publicidad -

Agricultores europeos se proponen impedir el uso de expresiones comerciales como “hamburguesa vegetariana” o “salchicha vegana” que, según dicen, inducen a error a los consumidores a pensar que ciertos productos contienen carne.

Esta posición es parte de un proyecto de ley presentado en el Parlamento Europeo y que los eurodiputados votarán aún esta semana en Bruselas.

La solicitud de prohibición se produce tras el creciente éxito de hamburguesas vegetarianas de alta gama que replican fielmente el sabor y la sensación de comer carne.

Estas presiones ocurren en momentos en que el vegetarianismo gana terreno debido al vínculo entre la cría de ganado y el cambio climático.

La normativa propuesta también veta los productos etiquetados como “estilo yogur” o “similar al queso” para productos no lácteos.

El etiquetado de “queso vegano” ya están prohibidos en la UE.

Según la propuesta de enmienda, “los términos y descripciones que se refieren a la carne deben reservarse exclusivamente para las partes de animales aptas para el consumo humano”.

El borrador del texto enumera “bistec”, “salchicha”, “escalope” y “hamburguesa” como ejemplos de palabras que no pueden ser aplicadas a productos que carezcan completamente de carne.

Jean-Pierre Fleury, de la asociación de agricultores de la UE, calificó el uso indebido de las etiquetas de la carne como “un caso obvio de secuestro cultural”.

“Estamos a punto de crear un mundo nuevo y feliz en el que el marketing esté desconectado de la naturaleza real de los productos, que es simplemente pedir que las cosas se salgan de control”, dijo recientemente.

Hervé Salomon, director gerente de la empresa francesa Upfield, que elabora un producto vegetariano similar a la manteca (que utiliza 100% de sus aceites de origen vegetal), apuntó que la propuesta era “totalmente absurda”.

En la visión de Salomon, esta propuesta incluso es contraria a los esfuerzos que la UE desplegaba para reducir la contaminación ambiental relacionada con la actividad agropecuaria.

En tanto, el grupo de defensa de los alimentos ProVeg International apuntó que los términos ahora cuestionados “brindan información importante sobre el sabor y los usos que la gente puede esperar de un producto”.

“Así como todos sabemos que la mantequilla de maní no contiene mantequilla, los consumidores saben exactamente lo que obtienen cuando compran hamburguesas o salchichas vegetarianas”, dijo Alex Grömminger, de ProVeg.

Los resultados de la votación no deben estar disponibles antes del miércoles. Si se adopta el texto actual, la normativa sería negociada con los estados miembros de la UE como parte de una reforma de las políticas agrícolas del bloque.

(AFP)

Comentarios