Granier dice que le provocaron “daño moral irreversible”

Tras ganar el PRD en Tabasco en 2012 se iniciaron procesos contra el gobierno priista saliente, pero poco a poco los acusados han dejado la cárcel

Imagen de archivo
- Publicidad -

El exgobernador de Tabasco, Andrés Granier, dijo que al pasar encarcelado más de cinco años “sin fundamentos legales” las autoridades le provocaron un “daño moral irreversible”.

“Fueron cinco años 10 meses privado de mi libertad (…) se causó un daño moral irreversible en mi contra y contra de mi familia”, dijo Granier en un mensaje a los ciudadanos.

Aseguró que se demostró su total inocencia, e incluso recordó que en su momento se entregó voluntariamente a la justicia para responder por las acusaciones en su contra.

Como sucede en estos casos, acusó que su encarcelamiento fue “resultado de una persecución política” y adelantó que “pronto regresará a Tabasco”.

Este miércoles, al ser liberado el químico, su abogado, Eduardo Luengo, refirió que “tras varias acusaciones por supuesta defraudación fiscal y en el campo estatal por supuestos peculados, 600 millones de pesos” se demostró que su cliente es inocente.

El 12 de junio de 2013, el exgobernador fue detenido tras comparecer en la entonces PGR, y un mes después, trasladado al reclusorio de Tepepan, donde permaneció hasta el 17 de enero de 2019, cuando se le dictó prisión domiciliaria debido a su edad.

Cabe recordar que el 18 de enero pasado su exsecretario de Finanzas, José Manuel Sáinz Pineda dejó la el Centro de Readaptación Social del Estado de Tabasco (Creset), donde estuvo preso por peculado desde 2013.

Y el 25 de abril pasado, fue liberado Fabián Granier Calles, hijo del exgobernador, recluido también en el Creset de Tabasco, por incumplir disposiciones de una fianza que cubrió para salir en libertad en 2016, cuando fue detenido por defraudación fiscal.

(Con información de Milenio)

Comentarios