Gobierno de NL, legisladores y ciudadanos van contra la refinería de Cadereyta

Interponen recursos para su revisión y posible clausura

Cadereyta Jiménez, Nuevo León.-Refinería de PEMEX.
- Publicidad -

En Nuevo León, diversos actores políticos y sociales han interpuesto recursos en contra de la refinería de Pemex ubicada en el municipio de Cadereyta, a 53 kilómetros del centro de Monterrey.

Argumentan que la planta genera una importante contaminación ambiental que pone en riesgo a los habitantes de la zona.

La refinería atrajo la atención pública a finales de julio, luego de que se viralizó un video en el que se observa cómo las chimeneas del lugar emiten grandes cantidades de humo.

Uno de los denunciantes fue el diputado federal del PAN, Hernán Salinas, quien es secretario de las comisiones de Energía y de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales de la Cámara baja, y llevó el caso ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Estas emisiones se deben a un deficiente mantenimiento preventivo y correctivo de la refinería, que además tiene constantemente reportes de la mala calidad del aire por el azufre y otros componentes altamente dañinos para el medio ambiente y la salud (…) Exigimos investigar las emisiones en la refinería Cadereyta Jiménez y sancionar a los responsables”, dijo el legislador a medios tras presentar la denuncia.

De igual forma, el secretario de Desarrollo Sustentable del Nuevo León, Manuel Vital, acudió a la Ciudad de México a finales de julio para denunciar la situación en la refinería ante la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) y ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Vital también se reunió con el titular de la ASEA, Ángel Carrizales, quien ordenó realizar trabajos de inspección. Se espera que los resultados de esa revisión se entreguen al gobierno de Nuevo León en el transcurso de los próximos días.

Pero la cosa no paró ahí, Vital denunció ante la Fiscalía General de la República a la Refinería por su presunta responsabilidad en dos temas de contaminación ambiental y sostuvo que se busca que la refinería sea clausurada.

“En el caso de la Fiscalía está muy claro, configurado, el delito ambiental. Lo que queremos es que se aplique la Ley que dice que debes de clausurar”, expresó Vital.

“Si la reincidencia y la falta de atención en sus procesos merecen la clausura, eso es lo que buscamos, que los clausuren”, afirmó.

El director ejecutivo del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire de Monterrey, Alfonso Martínez, señaló que la refinería es la principal fuente de contaminantes de la metrópoli regia, a la que llega dióxido de azufre arrastrado por el viento.

Agregó que las partículas PM2.5 a largo e incluso a corto plazo pueden generar enfermedades respiratorias y de otro tipo, lo que a vez puede impactar en las finanzas públicas al incrementar la demanda de medicamentos y servicios médicos.

Las partículas fiPM2.5 pueden viajar decenas y hasta cientos de kilómetros hacia donde está el área metropolitana (…) Estas partículas tienen efectos donde los seres humanos estamos respirando constantemente aire con una proporción alta de estas partículas”, dijo en entrevista.

Entonces, enfermedades como diabetes tipo 1 y 2 son más frecuentes, (igual que) enfermedades sistémicas del corazón, enfermedad pulmonar, infartos, derrames cerebrales, infecciones de las vías respiratorias… Hay más personas que sufren de esas enfermedades”, declaró.

En julio pasado, el Gobierno de Nuevo León adelantó la celebración de una consulta pública para preguntar a la ciudadanía si están de acuerdo en que la Refinería de Cadereyta continúe en sus instalaciones actuales.

Incluso, aseguraron que ya estaban en diálogo con el Congreso de la Entidad para acordar los términos y las fechas en que ésta se llevaría a cabo.

(Con información de Expansión y Reforma)

Comentarios