El Gobierno federal triplicó su gasto en publicidad y difusión.

En los últimos cuatro años, sobrepasó lo aprobado por el Congreso y aseguran que, de continuar la tendencia, para 2018 se destinarían alrededor de 11 mil 676 millones de pesos, solamente en publicidad federal.

- Publicidad -

Según cifras de las Cuentas Públicas, Enrique Peña Nieto y su Administración han incrementado en casi 198 por ciento los gastos en publicidad e imagen que le fueron otorgados por la Cámara de Diputados, gastando más de 23 mil 683 millones de pesos.

Al sumar el Presupuesto de Egresos, se revela que al Gobierno sólo le fueron autorizados 7 mil 954 millones de pesos para comunicación, publicidad y difusión de mensajes, es decir, 15 mil 729 millones de pesos menos de los que terminó gastando.

De los cuatro años de gobierno revisados, el más excesivo en gastos fue el 2016, pues los recursos invertidos superaron los 8 mil millones de pesos, cuando sólo tenían aprobados 2 mil millones.

El desmedido gasto fue documentado por Clemente Castañeda, coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano en San Lázaro, quien propuso una reforma constitucional que pueda poner un freno al despilfarro.

Argumentó que la información presentada revela de forma clara la deficiente disciplina presupuestal y una cuestionable orientación del gasto público, sobre todo partiendo de un contexto de vulnerabilidad financiera para nuestro país.

Sin embargo, Castañeda admitió que el incremento injustificado en este rubro, existe desde principios de siglo.

El legislador aclaró que entre 2001 y 2006, durante el mandato de Vicente Fox, el gasto en publicidad fue de un 27 por ciento mayor al asignado, mientras que con Felipe Calderón, entre 2006 y 2012, se incrementó en un 65 por ciento.

Castañeda advirtió que de continuar esta tendencia, para el próximo año se puede especular que el Gobierno federal gastará aproximadamente 11 mil 676 millones de pesos, únicamente en publicidad.

Por si fuera poco, detalló que la Administración Peñista trata de mantener total discreción en este tipo de gastos, ya que en los meses anteriores a las elecciones de este año, el gasto en comunicación social se incrementó en más de 12 por ciento en relación al mismo periodo del año anterior.

Movimiento Ciudadano plantea que la disposiciones correspondientes a la publicidad personalizada durante los periodos de informes de Gobierno sean derogadas, así como crear un andamiaje de transparencia, eficiencia y rendición de cuentas en el manejo de los recursos destinados a publicidad.

Por último, Castañeda propuso crear el Instituto Nacional de Comunicación y Publicidad Gubernamental, que sea dirigido por ciudadanos que tengan trayectoria reconocida en el tema y se encuentren enfocados a fijar los lineamientos para el contenido de la publicidad gubernamental y las erogaciones en la materia, entre otros rubros.

(Con información de Reforma)

Comentarios