Gobierno federal estima un crecimiento de 6% para 2024

- Publicidad -

La Administración federal estima que la economía mexicana alcanzará una tasa de crecimiento de 6 por ciento en el año 2024.

Lo anterior, derivado de la implementación de las estrategias del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 entregado recientemente al Legislativo que, entre otras cosas, contempla el estímulo a la inversión en infraestructura, inversión privada y finanzas públicas sanas.

“El fortalecimiento de los principios éticos irá acompañado de un desarrollo económico que habrá alcanzado para entonces una tasa de crecimiento de 6 por ciento, con un promedio sexenal de 4 por ciento”, señala el documento que fue enviado al Congreso por el Ejecutivo federal el pasado 30 de abril.

Para reactivar la economía, la principal estrategia será el fortalecimiento de mercado interno mediante una política de recuperación salarial y la proyección de creación masiva de empleos productivos permanentes y bien remunerados.

Algunas de las metas planteadas son sacar a 20 millones de mexicanos de la pobreza y 5 millones de la pobreza extrema.

Asimismo, se busca reducir la informalidad laboral de 56.5 por ciento a 54.6 por ciento y recuperar el poder adquisitivo de los salarios en 20 por ciento.

También se pretende que la industria incremente su contenido nacional del 27 por ciento actual a 33 por ciento.

De igual forma, en el proyecto se tiene contemplada la integración de los adultos al sistema financiero en al menos 50 por ciento y que los pagos realizados con medios electrónicos como proporción del PIB pasen del 18.6 por ciento actual al 25 por ciento.

En términos energéticos se buscará disminuir la dependencia.

La nueva Administración se comprometió a no gastar más dinero del que ingrese a la hacienda pública.

Y aseguró que los recursos destinados a financiar los programas sociales provendrán de lo que se ahorre con el combate a la corrupción y la eliminación de gastos suntuarios, desperdicio de recursos y robo de combustibles.

Asimismo, aseguró que no habrá incremento de impuestos en términos reales ni aumentos a los precios de los combustibles por encima de la inflación.

“Tanto estos como las tarifas eléctricas se reducirán hacia mediados del sexenio, cuando se completen las obras de la nueva refinería de Dos Bocas, la rehabilitación de las ya existentes y la recuperación de la capacidad de generación de la Comisión Federal de Electricidad”, se lee en el documento.

(Con información de Reforma)

Comentarios