El Gobierno español se alista para revocar autonomía a Cataluña

Este sábado el presidente Rajoy pondrá en marcha los tramites para activar el articulo 155 de la Constitución.

AFP PHOTO / JOHN THYS
- Publicidad -

El gobierno de España ha descartado por completo las amenazas lanzadas desde Cataluña de iniciar el proceso independentista si no se inician conversaciones, pues este sábado el presidente Mariano Rajoy, convocó a una reunión extraordinaria con su gabinete para poner en marcha el Ártículo 155 Constitucional, que le permitirá asumir el control de los poderes semiautónomos en la región.

Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat de Cataluña, envió una carta al gobierno español minutos antes de que venciera el plazo que le habían impuesto para que se retractara de su llamado a la independencia.

El escrito explica que “si el Gobierno del Estado persiste en impedir el diálogo y continuar la represión, el Parlamento de Cataluña podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de la independencia”.

Sin embargo, Madrid no tardó en responder a través de un comunicado en el que convoca para este sábado, iniciar el proceso de activación del Artículo 155, el cual permite al Gobierno tomar el control en cualquiera de las 17 comunidades autónomas del país, incluyendo Cataluña.

El comunicado explica que el gabinete aprobará medidas que serán enviadas a la Cortes, de forma que se proteja el interés general de todos los habitantes de España, siendo esta la primera vez que se aplique este artículo constitucional en las cuatro décadas desde que se restauró la democracia española, tras el fin del régimen franquista.

Sin embargo, Rajoy deberá explicar a detalle las medidas que buscarán adoptar en Cataluña para que estas sean sometidas a votación en la Cámara Alta.

Aunque el Partido de Popular del presidente cuenta con mayoría en la cámara, para que la mediada sea aprobada, el propio Rajoy ha mantenido charlas desde hoy con la oposición con tal de garantizar su apoyo.

El pasado 10 de octubre, Puidgemont declaró la independencia de Cataluña frente al parlamento regional tras el referéndum del 01 de octubre, sin embargo de forma inmediata solicitó suspender la aplicación del proceso para que se negociara con el gobierno español.

Por su parte, el gobierno respondió fijándole dos plazos al gobierno catalán, para que respondiera desde el lunes con un simple “sí” o “no” a la pregunta de si había declarado la independencia y el segundo este jueves para acatar las leyes del país.

Ante la falta de claridad en las respuestas de Puidgemont, Madrid ha decidido tomar cartas en el asunto.

(con información de El Heraldo)

Comentarios