Gobierno capitalino le queda mal al INAH con acuerdo por L7

- Publicidad -

Arturo Balandrano, titular de la Coordinación Nacional de Monumentos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), aseguró que el Gobierno de la Ciudad de México no ha cumplido con lo que prometió para resguardar el patrimonio cultural que se ubica en el Paseo de la Reforma, luego de ser aprobado el proyecto de la Línea 7 del Metrobús, que recorrerá parte de dicha vialidad.

Balandrano explicó que “para el trazo de la Línea 7, consideramos nosotros (el INAH) que era muy importante que todos los bienes culturales que están dentro de estos espacios pudieran ser puestos en valor y lo establecimos como una condicionante para poder emitir esta aprobación del corredor vial”.

De acuerdo con lo reportado por el diario Reforma, más de 70 esculturas de bronce ubicadas desde el Ángel de la Independencia hasta la Glorieta de Peralvillo presentan daños por vandalismo, hurto y desatención, y aunque Mancera anunció que su Gobierno ya prepara una estrategia con el INAH para que se restauren las piezas dañadas, Balandrano reveló que hasta el momento, este no ha sido el caso.

“El compromiso es que el Gobierno de la Ciudad restaure y ponga en valor los elementos patrimoniales que están a todo lo largo de la ruta (de la Línea 7). Es un compromiso que, hasta el día de hoy, el Gobierno de la Ciudad no ha cumplido”, explicó el encargado de monumentos del INAH.

Criticó además, que el Gobierno de la CDMX ya tendría que haber hecho una evaluación de los daños en los bienes patrimoniales que se localizan en la ruta del MB, para después enviar una propuesta de restauración al Instituto.

No obstante, el único caso en el que esto ha sucedido fue con los bienes localizados en Calzada de los Misterios, sin embargo no ha sido el caso con las esculturas que se encuentran tanto en Paseo de la Reforma, como en el Bosque de Chapultepec.

“Otro tema que todavía está pendiente es el retiro del mobiliario urbano que se ha colocado a lo largo de los años en el Paseo de la Reforma, en Chapultepec y la Calzada de los Misterios, que está afectando de manera negativa el paisaje histórico”, detalla Balandrano.

El Gobierno no ha se ha encargado de recoger kioscos, casetas telefónicas irregulares, estructuras para bicicletas y puestos de información turística, que contaminan visualmente dichas vialidades, ni tampoco han sido reducidos los espacios publicitarios ni las luces de estos.

Luego de que se diera a conocer el estado de las esculturas en Reforma, la delegación Cuauhtémoc decidió restaurar la figura de Manuel López Cotilla, ubicada frente al edificio de Sedesol, sin haber dado aviso previo al INAH.

Aunque Aliza Chelminsky, directora de Servicios Urbanos de la Demarcación, dijo que se realizó un trabajo de limpieza correcto, Balandrano la desmintió pues detalló que “la escultura no fue limpiada, fue pintada”.

“La humedad adentro de la piedra comienza a generar efectos de desmoronamiento de los elementos minerales integrantes de la piedra”, explicó.

En respuesta, Chelminsky declaró que la delegación no volverá a intervenir ninguno de los monumentos y dejará que tanto el INAH, como el Gobierno de Mancera se responsabilicen de dicha tarea.

(Con información de Reforma)

Comentarios