Gobierno aumenta el uso del outsourcing

Las empresas que proveen de personal al Estado pueden cobrar comisiones que van desde el 0.99 por ciento del valor de la plaza hasta el 14.99 por ciento

Instalaciones de Sagalmex en Zacatecas
- Publicidad -

La figura de outsourcing o subcontratación es definida en las licitaciones disponibles en Compranet como “Servicio especializado de terceros”, donde las dependencias no tienen que crear ni administrar plazas laborales, pues todo queda a cargo de las empresas, que son las patronas de los trabajadores y responden por sus prestaciones.

Esta forma de empleo está aumentado en las dependencias y organismos del Gobierno federal.

Para este año se prevé se contraten más de 7 mil 300 nuevas plazas de trabajo, principalmente para operar los programas insignia de López Obrador.

Aunque también se utilizaría para contratar personal para direcciones de área, cuyos sueldos llegarían hasta 85 mil pesos.

Por ejemplo, Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), se dispone a contratar a más de 3 mil 600 empleados por esa vía, lo cual incluye también a Liconsa y Diconsa, con un gasto de 1 mil 200 millones de pesos.

Segalmex opera el Programa de Precios de Garantía que subsidia a pequeños productores, pero no tiene plazas laborales ni dinero para servicios personales en el Presupuesto de Egresos.

La Secretaría de Cultura subcontrataría hasta 1 mil 600 personas, que le costarán 340 millones de pesos, para su Programa de Cultura Comunitaria.

El Banco del Bienestar requirió de 1 mil 263 trabajadores en un contrato de hasta 463 millones de pesos vigente hasta enero de 2021, con lo que casi duplicó su plantilla laboral de hasta 1 mil 511 personas.

Pero podría convertirse en el mayor usuario del outsourcing una vez que se concrete la construcción de 2 mil 700 sucursales ordenada por la Presidencia para repartir dinero de programas sociales, ya que necesitaría de más de 10 mil empleados para funcionar.

Algunas de las plazas subcontratadas por el banco tienen perfil de mando y requieren de maestrías y experiencia laboral de 5 a 10 años.

La comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV asignó un contrato para 62 trabajadores y está en proceso de conseguir hasta 350 más salarios de hasta 85 mil pesos.

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano requiere de 120 a 300 personas prestadoras de servicios para le Programa de Mejoramiento Urbano.

El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) gastará hasta 371 millones de pesos en subcontratación hasta el cierre de 2021.

La Conagua prevé invertir 260 millones de pesos en 2020; la Compañía Mexicana de Exploraciones -con participación estatal mayoritaria- tiene hasta 474 millones de pesos, el doble que lo destinado para empleados propios.

Desde enero, la Secretaría de Relaciones Exteriores adjudicó directo un contrato de tres meses y 60 millones de pesos a la empresa We Keep on Moving, con la cual suele trabajar.

La Secretaría de Economía planea gastar esa misma cantidad entre abril y diciembre para 134 empleados.

Contrario a ello, el Servicio Profesional de Carrera tiene vacantes más de 8 mil plazas, que representan más de 30 por ciento de los 26 mil 172 funcionarios de carrera que había al cierre de la administración de Enrique Peña Nieto.

El senador panista César Jáuregui advirtió que la falta de profesionales en este gobierno se puede ver en los “equívocos” o “errores”, donde lo que importa es la lealtad “no la capacidad”.

(Con información de Reforma)

Comentarios