El G7 hará “lo que sea necesario” para restaurar el crecimiento global

Shinzo Abe, primer ministro japonés habla, a través de videoconferencia, con el resto de los integrantes del G7 desde Japón. Foto: Handout / various sources / AFP
- Publicidad -

Las potencias industriales del G7 se comprometieron el lunes a hacer “lo que sea necesario” para restablecer el crecimiento económico global, en caída libre por la pandemia del nuevo coronavirus, que describieron como “una tragedia humana”.

Y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció más tarde que “puede ser” que la economía estadounidense se encamine a una recesión.

A medida que el brote provocó más cierres de fronteras y tiene en vilo a la economía mundial, los líderes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido destacaron la necesidad de unir fuerzas y actuar rápidamente para abordar el daño, después de una cumbre extraordinaria realizada por videoconferencia.

“La pandemia de COVID-19 es una tragedia humana y una crisis sanitaria global, que también plantea grandes riesgos para la economía mundial”, dijeron en un comunicado conjunto.

“Decidimos coordinar las medidas y hacer lo que sea necesario, utilizando todas las herramientas de política para lograr un fuerte crecimiento en las economías del G7 y protegernos contra los riesgos a la baja”, señalaron.

Las medidas tienen como objetivo “apoyar de manera inmediata y en la medida necesaria a los trabajadores, las empresas y los sectores más afectados”.

“Coordinaremos nuestros esfuerzos para retrasar la propagación del virus, incluso a través de medidas apropiadas de gestión de las fronteras”, apuntaron.

Con distorsiones en los mercados debido a cuarentenas masivas y restricciones de viaje, los gobiernos de los países más ricos del mundo están bajo presión para demostrar que pueden controlar la situación.

Trump dijo a los periodistas en la Casa Blanca que la crisis podría durar hasta julio o agosto o “podría ser más largo que eso”.

Pero Trump, que utiliza con frecuencia el mercado de valores como un referente de su presidencia, dijo que los mercados podrían ver “un tremendo, tremendo aumento”, una vez que las autoridades logren controlar el virus, al que denominó “un ejército invisible”.

Los líderes del G7 ordenaron a sus ministros de Finanzas que consulten semanalmente para implementar medidas y “desarrollar más acciones oportunas y efectivas”. Los ministros de Salud también hablarán semanalmente para tratar de coordinar la información al público y el conocimiento médico.

Los líderes del G7 pidieron por otra parte a las instituciones globales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), que proporcionen “rápidamente” asistencia financiera a los países que la necesitan.

Personal de varios medios de comunicación que no pudieron ingresar a la conferencia de Donald Trump, por los requerimientos de distancia social, debido a la pandemia de COVID-19, observa desde una de las ventanas de la Casa Blanca

En otra videoconferencia, los presidentes de los países miembros del Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur) acordaron este lunes proteger sus fronteras y promover compras conjuntas de insumos médicos ante la propagación del nuevo coronavirus en la región.

Los jefes de estado decidieron “proteger las fronteras en forma coordinada y con eficacia, facilitar los retornos de nacionales a sus respectivos países y promover compras conjuntas de insumos médicos para acceder a mejores condiciones”, indicó un comunicado difundido por el gobierno del mandatario chileno, Sebastián Piñera.

Chile lleva la presidencia pro tempore de Prosur desde marzo de 2019.

Además de Piñera participaron en la reunión los presidentes Alberto Fernández, de Argentina; Jeanine Áñez, de Bolivia; Iván Duque, de Colombia; Lenín Moreno, de Ecuador; Mario Abdo, de Paraguay; Martín Vizcarra, de Perú; Luis Lacalle Pou, de Uruguay; y el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araujo.

Asimismo, acordaron compartir la información que tengan en base a la experiencia de cada país con el coronavirus, aumentar la capacidad de diagnósticos para acceder a mejores condiciones de tiempo y valor y la cooperación con organismos financieros multilaterales.

Brasil se convirtió en el primer país de Sudamérica en registrar un caso de coronavirus, el 26 de febrero.

En América Latina, una veintena de países ya han registrado casos de COVID-19 con un total de siete víctimas fatales en Argentina, Panamá Ecuador, Guyana y República Dominicana, de acuerdo con un conteo de AFP.

Prosur fue creado en marzo del año pasado en Chile con el fin de reemplazar al casi desaparecido Unasur. Excluye a Venezuela por decisión de los gobiernos conservadores de sus países miembros.

Sebastián Piñera, presidente de Chile

Se espera que este martes, los 27 mandatarios de la Unión Europea (UE) discutirán también por videoconferencia las “acciones” para paliar las consecuencias humanas y económicas del nuevo coronavirus en el bloque, anunció este lunes el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel.

(AFP)

Comentarios