El Frente Amplio Opositor ¡debe ser ciudadano!

Estamos en la recta final del 2017 y el colapso del sistema político mexicano está tan avanzado que los partidos políticos también quieren hacer suyo el FAO, eso no lo podemos permitir, México no puede correr el riesgo, ya no tenemos tanto tiempo, esta podredumbre, lo carcome todo.

- Publicidad -

Al día de hoy, después de la catástrofe electoral del EDOMEX y Coahuila, casi todos hemos escuchado sobre el Frente Amplio Opositor (FAO), desgraciadamente, como suele ocurrir con estas ideas que implican sacrificios en aras de un bien superior, las diferencias ya están saliendo a flote, demasiado rápido para mi gusto.

Dos de los grandes impulsores, políticamente antagónicos, el PAN y el PRD, ya están en serias discusiones internas sobre la versión correcta del FAO y mas aún sobre quién debería de encabezarlo, tal parece que les explicaron completamente al revés la teoría de lo que es un FAO, todo mundo está opinando y eso es muy positivo porque debe ser un proceso plural e incluyente, sin embargo, están generando más fracturas y divisiones al interior, en lugar de sumas, entendimiento e ideas frescas como debería de ser.

Es increíble que no podemos dejar el protagonismo para lograr finalmente la reconfiguración del viejo sistema político, esta idea, que compartí la semana pasada, fue criticada porque tal vez no la supe explicar correctamente, la “reconfiguración del viejo sistema político” no implica corregir o enmendar éste, significa construir un nuevo sistema político, pero no podemos olvidar el viejo sistema o estaríamos en riesgo de caer en los mismos errores como si no hubiéramos aprendido nada o partir de una base atrasada, lo que es un hecho, es que esta construcción tiene que alejarse completamente del protagonismo de nadie, ni de un individuo, ni de un organismo político, debe ser construido e ideado por los ciudadanos para el empoderamiento de la sociedad civil.

Estamos en la recta final del 2017 y el colapso del sistema político mexicano está tan avanzado que los partidos políticos también quieren hacer suyo el FAO, eso no lo podemos permitir, México no puede correr el riesgo, ya no tenemos tanto tiempo, esta podredumbre, lo carcome todo.

El FAO no puede surgir como un movimiento simplista para sacar al PRI de Los Pinos y una vez dentro, como a la vieja usanza conquistadora, repartir la nación en territorios y repartir el botín del poder, en áreas de influencia o pequeños cotos de poder, eso sería devastador para el país.

Por otro lado, el Frente Amplio Opositor no puede ser encabezado ni por Margarita Zavala, ni Rafael Moreno Valle, ni por Ricardo Anaya del PAN, tampoco por Silvano Aureoles, Juan Zepeda, mucho menos por Graco Ramírez quien no entiende ni siquiera el concepto, –tal como lo demostró en la entrevista que le hizo El Universal que fue publicada el pasado martes–, tampoco es el caso de Miguel Ángel Mancera, el es hoy, un político hecho y derecho aunque no milite en ningún partido político y créanme cuando les digo que aprendió a tejer, como un experto, sus propias redes de poder, por lo tanto ha perdido el perfil que lo hizo arrollar en la elección de hace 5 años para obtener la jefatura de Gobierno de la hoy Ciudad de México.

Si existiese –la posibilidad depende de nosotros– una propuesta de un candidato realmente ciudadano, con una trayectoria, capacidad y honestidad probada, que produzcamos una agenda pública, social, plural e incluyente, con rutas y objetivos claros y factibles, podría provocar incluso el acercamiento de Andrés Manuel a la mesa y con esto la posibilidad, no me atrevería a decir más, de que realmente estuviéramos en la posibilidad sin desperdicio… de pronunciar con la verdad en la boca, eso que ahora se puso de moda: el Frente Amplio Opositor, que sin duda ¡debe ser ciudadano!

Comentarios