Fondo de desastres sobreendeuda a los Estados

Al obligarlos a contratar créditos a largo plazo con Banobras, la ASF concluyó que es una nueva forma de endeudar a las entidades.

- Publicidad -

Los Estados afectados por el terremoto difícilmente podrán echar mano del Fondo de Reconstrucción de Entidades Federativas (Fonrec), creado a finales del año 2010 para responder ante desastres naturales, pues desde el 2012 la Auditoría Superior de la Federación (ASF) concluyó que es una nueva modalidad de endeudarlos, ya que las reglas de operación los obligan a contratar créditos de largo plazo con Banobras, previa aprobación de sus congresos locales.

En un principio, la Cámara de Diputados autorizó el Fonrec con una aportación inicial de 4 mil 500 millones de pesos, pidiendo al Gobierno que se cerrara un mecanismo “sencillo y oportuno” que permitiera atender la crisis que dejaron los huracanes “Karl” y “Alex”.

Sin embargo, tanto Gobernación como Hacienda se negaron a entregar los recursos directamente a los Estados y determinaron que quien quisiera fondos, tendría que pedirlos a través de un crédito a 20 años con Banobras.

Desde mayo de 2011 la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), declaró que el esquema “no resuelve en el corto y mediano plazo las necesidades derivadas de la urgencia en la reconstrucción e, incluso, compromete la capacidad crediticia presente y futura, ante recursos no presupuestados para el pago de intereses”.

Banobras fue autorizado por la SHCP para dar préstamos de hasta 27 mil millones de pesos a 18 estados que se vieron afectados por desastres en el 2010, sin embargo solo siete de ellos se atrevieron a pedir 6 mil 111 millones de pesos.

De continuar esta tendencia, la Auditoria concluyó que lo estados terminarán pagando 10 mil 596 millones de pesos para el año 2031, lo cual es un 73 por ciento más que los recursos originalmente dispuestos.

De esta forma, la ASF concluyó que la aportación del Fonrec a través de Banobras lo vuelve un “mecanismo de crédito privado” y no uno que pueda brindar aportaciones directas para encarar crisis como la de los terremotos del mes pasado.

Banobras salió al mercado emitiendo certificados bursátiles entre los inversionistas para conseguir 22 mil 500 de los 27 mil millones, lo cuales paga a tasa de interés variable.

Mientras tanto, los 4 mil 500 millones del Fonrec se destinaron para comprar “bonos cupón cero” emitidos por Banobras (con un tasa del 8.6 por ciento anual), donde se van destinando los pagos con intereses que las entidades realizan mediante sus participaciones federales.

Al finalizar el 2016, se contaba con alrededor de 7 mil millones de pesos en el Fonrec, sin embargo 6 mil 46 millones estaban invertidos en bonos cupón cero por créditos a ocho Estados y únicamente 307 millones estaban clasificados como “recursos disponibles en el patrimonio para otorgar apoyos financieros”.

(Con información de Reforma)

Comentarios