El fiscal Barr defiende desalojo de parque para que Trump posara para una foto de prensa

01 de junio de 2020.-Donald Trump sostiene una Biblia acompañado del fiscal general William Barr (izquierda), el jefe de gabinete, Mark Meadows (2º-izquierda) y la vocera Kayleigh McEnany, afuera de la iglesia episcopal St. John. Foto: Brendan Smialowski / AFP
- Publicidad -

El fiscal general de Estados Unidos, Bill Barr, defendió a las fuerzas de seguridad que dispararon gas pimienta para desalojar por la fuerza a manifestantes pacíficos de un parque frente a la Casa Blanca, antes de que el presidente Donald Trump lo cruzara para una foto para la prensa.

El jefe del Departamento de Justicia ordenó el lunes la ampliación de un perímetro de seguridad alrededor de Lafayette Park, justo antes de que Trump caminara hacia la iglesia episcopal de St. John con sus asesores, incluidos Barr y el secretario de la Defensa, Mark Esper.

La violenta acción de las fuerzas de seguridad provocó la indignación de líderes religiosos y cívicos después de que dispararan bombas de humo, bolas de pimienta y otras municiones no letales para desalojar a cientos de manifestantes no violentos.

“El presidente es la cabeza del poder ejecutivo y el jefe de la nación, debería poder caminar afuera de la Casa Blanca y cruzar la calle hacia esa iglesia”, dijo Barr.

El fiscal dijo, sin embargo, a reporteros que la decisión de liberar el parque y ampliar la barrera del perímetro alrededor de la Casa Blanca había sido tomada antes de la decisión de Trump de ir a la iglesia, donde posó con una Biblia en las manos.

Donald Trump camina con el fiscal general William Barr (izquierda), el secretario de la Defensa, Mark T. Esper (centro), y el jefe del Estado Mayor conjunto Mark A. Milley (derecha) a través del parque Lafayette

No había “correlación” entre los dos eventos, dijo, aunque Trump no habría podido caminar a la iglesia de forma segura sin que el parque fuera despejado.

“Creo que fue apropiado que fuéramos con él”, añadió Barr. “No lo veo necesariamente como un acto político”.

Decenas de miles de manifestantes salieron los últimos días a las calles en todo el país para protestar por la muerte del afroestadounidense George Floyd a manos de la policía de Minnesota.

En tanto, grupos de derechos civiles de Estados Unidos presentaron este jueves una denuncia contra el presidente Donald Trump, luego de que las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos y bombas de humo a manifestantes pacíficos afuera de la Casa Blanca, informó la poderosa organización ACLU.

La American Civil Liberties Union (ACLU) y otros grupos acusaron al presidente y a otros altos funcionarios de violar los derechos constitucionales de los integrantes de Black Lives Matters y de otros manifestantes individuales.

“La policía ejecutó una carga coordinada e injustificada contra la multitud de manifestantes y lanzó varias rondas de químicos irritantes, balas de goma y cañones de sonido”, dijo la ACLU.

(AFP)

Comentarios