Fase 1 del Tren Maya derribará 11 mil árboles en selva

La Fase 1 comprende tres tramos: Palenque-Escárcega; Escárcega-Calkiní y la tercera Calkiní-ANP Cuxtal y Golfo 2a: ANP Cuxtal-Izamal

- Publicidad -

Más de 11 mi árboles serán desmontados para llevar a cabo la Fase 1 del Tren Maya, el gobierno federal talará cinco especies de alguna categoría de riesgo, solo para concretar los primeros tres tramos del proyecto ferroviario, según la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), del proyecto presentado por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

La MIA que fue presentada ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) detalla que la superficie total que se afectará por el Derecho de Vía (DDV) de la Fase 1 es de 2 mil 525 hectáreas, de esa cifra 606 hectáreas, es decir, 24 por ciento corresponde a selva maya.

En estas áreas predominan “zonas de pastizal, cultivo, asentamiento humano, vías generales de comunicación y vegetación de importancia forestal”, indica la MIA.

Del total de la superficie que requiere el proyecto, 64 por ciento se desarrollará  sobre vías de comunicación ya existentes que consiste en infraestructura vial, líneas eléctricas de alta tensión y vía férrea que abarcan 1 mil 616 hectáreas, en tanto que 24 por ciento corresponde a superficie con uso de suelo forestal que debe ser desmontada.

El área a desmontar se trata de vegetación secundaria arbórea y herbácea de selva alta perennifolia (con vegetación exuberante), selva baja espinosa subperennifolia (con árboles de porte bajo), selva mediana caducifolia y subcaducdifolia, además de un 12 por ciento que corresponde a uso de suelo agrícola y pecuario.

El 16 de junio, tras dar a conocer que presentó la MIA a la Semarnat, Fonatur sostuvo que “el Tren Maya no tiene la obligación de solicitar una autorización ambiental, toda vez que no se trata de una obra nueva, sino de rehabilitación y mantenimiento para mejorar la seguridad operativa”.

Sin embargo, Fonatur reconoció en la MIA que debe solicitar la autorización de uso de suelo para desmontar las comunidades vegetales en los estratos: arbóreo, arbustivo y herbáceo, aunque lo harán después, el área que se afectaría sería de unas 606 hectáreas.

De acuerdo con la MIA, una vez que se inicie la construcción de la vía férrea se procederá a identificar los espacios de desplante y la vegetación que resulte afectada con la ejecución de la obra.

(Con información de Milenio)

Comentarios