Exsecretario de Defensa de Trump lo acusa de intentar “dividir” EEUU

05 de octubre de 2017.-James Mattis y Donald Trump en una reunión de gabinete. Foto: MANDEL NGAN / AFP
- Publicidad -

Jim Mattis, el exsecretario de Defensa de Donald Trump que renunció por su desacuerdo con la retirada de las tropas estadounidenses de Siria, acusó al presidente de tratar de “dividir” al país.

“A lo largo de mi vida, Donald Trump ha sido el primer presidente que no trata de unir a los estadounidenses, que ni siquiera pretende intentarlo”, dijo en una declaración publicada el miércoles en línea por la revista The Atlantic.

“Al contrario, está tratando de dividirnos”, agregó el general retirado de 69 años, un respetado militar que hasta ahora había evitado comentar directamente la gestión del multimillonario republicano.

Pero fue incluso más allá: “Somos testigos de las consecuencias de tres años sin un liderazgo maduro”.

Mattis, primer jefe del Pentágono tras la llegada a la Casa Blanca de un Trump sin experiencia militar ni diplomática, fue entonces considerado, incluso en las filas republicanas, como uno de los pocos miembros del gobierno capaces de contener los impulsos del exempresario.

Pero renunció en diciembre de 2018, el día después del anuncio del presidente de una retirada unilateral total de Siria, sin consultar a los aliados de Washington en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

El miércoles reaccionó a la respuesta de Trump a las protestas que sacuden las calles de decenas de ciudades estadounidenses desde hace días después del asesinato de un ciudadano negro, George Floyd, a manos de un policía blanco en Minneapolis.

“He visto el desarrollo de los acontecimientos de esta semana con ira y consternación”, continúa diciendo en el texto titulado “La Unión hace la fuerza”, en el que apoya a los manifestantes que están pidiendo, “con razón”, igualdad de derechos.

Trump le salió al paso rápidamente con un tuit en el que reiteró su afirmación de que “básicamente” despidió a su jefe del Pentágono.

“Probablemente lo único que Barack Obama y yo tenemos en común es que ambos tuvimos el honor de despedir a Jim Mattis, el general más sobrevalorado del mundo”, escribió.

Desde la muerte el 25 de mayo en Minneapolis de Floyd se ha levantado una ola histórica de protestas que denuncia el racismo, la violencia policial y la desigualdad social. Cientos de miles de personas se han manifestado pacíficamente en todo el país, pero también ha habido saqueos y disturbios.

Trump, que ha guardado silencio sobre los males que denuncian los manifestantes, utilizó, sin embargo, un tono marcial y amenazó con usar al ejército para sofocar las protestas, presentándose como “el presidente de la ley y el orden”.

“No debemos dejarnos distraer por un puñado de rufianes. Las manifestaciones son decenas de miles de personas con principios que insisten en que vivamos de acuerdo con nuestros valores”, dijo Mattis.

“Debemos rechazar y hacer responsables a los que están en el poder que se quieran burlar de nuestra Constitución”, añade.

03 de junio.-Un grupo de manifestantes se reunió frente al Trump International Hotel  en Washington

En tanto, al nuevo secretario de la Defensa tampoco la está pasando bien, pues el Departamento de Defensa de Estados Unidos dijo este miércoles que investigará el uso de un helicóptero médico militar con una cruz roja para hostigar y amedrentar a manifestantes en Washington.

El aparato voló el lunes a muy baja altura y directamente encima de manifestantes y dejó caer residuos sobre ellos; una táctica utilizada por militares en guerra para forzar la dispersión de multitudes.

El acto fue criticado así como también que el helicóptero médico tuviera el símbolo internacional de la Cruz Roja, una señal que en tiempos de guerra lo identifica como un vehículo neutral con personal sanitario y sin combatientes.

El secretario de Defensa, Mark Esper, dijo el miércoles haber ordenado investigar el incidente con ese helicóptero que pertenece a la Guardia Nacional de Washington DC y es supervisado por el Pentágono.

Esper dijo entender que el helicóptero no estaba en una misión médica y que sus movimientos parecían peligrosos.

“Hay informes contrastados. Necesitamos que el Ejército realice su investigación y vea cómo fueron los hechos”, dijo a periodistas.

El general William J. Walker, comandante de la Guardia Nacional de la capital estadounidense, dijo que también ordenó una inmediata investigación.

(AFP)

01 de junio.- Un helicóptero militar sobrevoló muy cerca de los manifestantes en Washington DC

Comentarios