Exige sociedad conocer el destino de los donativos internacionales

#aunmesdelterremoto

- Publicidad -

A un mes del terremoto que sacudió la CDMX y otras entidades del centro del país, y ante la falta de claridad de cuál será el apoyo gubernamental para la reconstrucción, académicos, políticos y sociedad en general exigen conocer el destino de los donativos que empresas y personajes internacionales hicieron a México.

“¿A dónde fueron a parar los millonarios recursos dados en donación?”, se escucha decir al delegado de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, en un video que circula en redes sociales, en el que también estima que éstos ascienden a, cuando menos, 4 mil millones de pesos.

Pero el político de oposición no es el único que se lo cuestiona.

Ciudadanos, académicos y hasta los propios funcionarios le dan vueltas al asunto, principalmente después de que el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, declarara frente al Congreso que el Gobierno no ha visto un solo peso de ese dinero.

La transparencia en los últimos días se ha convertido en el principal reclamo de la sociedad.

Han surgido propuestas ciudadanas para difundir en línea lo que se ha recibido e ir detallando la forma cómo se va gastando.

Consideran que es necesario que se concentren todos las aportaciones en un fondo único, que sea realmente transparente y administrado por un organismo ciudadano, constituido por personas con una formación y reputación intachables.

Nosotrxs, encabezado por el Doctor Mauricio Merino, es uno de los principales organismos que demandan ese esquema.

Mientras que el Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), con los limitados recursos de los que lo han dotado, acordó crear un grupo de trabajo para darle seguimiento a las acciones de control y fiscalización que se realizarán en el proceso de reconstrucción, una vez, claro, que las autoridades definan por dónde van a comenzar.

Por su parte, la sociedad civil, comienza a salir a las calles para demandar un auténtico apoyo gubernamental que vaya más allá de enjaretar a quienes perdieron sus viviendas un crédito de dos millones de pesos, a pagar en 20 años (con comodísimas mensualidades de 15 a 18 mil pesos), a los que, por obvias razones, sus recursos no les permitirían el acceso.

Esta tarde, se espera mientras tanto que se celebre la primera marcha Por la Reconstrucción Social y Política de México, que partirá del Ángel de la Independencia al Zócalo y en la que se exigirá la no intervención de las instituciones bancarias y la transparencia y vigilancia en la aplicación del fondo de rescate.

La cita es a las 16:00 horas en El Ángel y los convocantes son los propios damnificados y organizaciones sociales.

A un mes de la tragedia, ya es justo que las autoridades definan claramente qué procede.

Comentarios