Exfuncionarios de Hugo Chávez recibieron sobornos millonarios

Obtuvieron de manera oculta más de 2 mil millones de euros para otorgar contratos

AFP PHOTO / PRESIDENCIA
- Publicidad -

Durante el mandato del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, exviceministros y testaferros de políticos de su gobierno cobraron más de 2 mil millones de euros en comisiones de manera ilegal, para asegurar contratos a empresas extranjeras con la empresa estatal, Petróleos de Venezuela, SA (PDVSA).

De acuerdo con informes de la Policía de Andorra, país ubicado al suroeste de Europa, la mecánica involucró a cuando menos 10 individuos, reveló el diario El País en una amplia investigación.

El caso es llevado por la jueza Canòlic Mingorance, quien es la encargada de indagar el enriquecimiento ilícito, en el marco de un escándalo que involucra directamente a la petrolera venezolana.

Según las investigaciones, los pagos de los sobornos ocurrieron entre los años 2007 y 2012 en la Banca Privada d’Andorra (BPA) y se movieron a través de una red de 37 cuentas corrientes a nombre de distintas sociedades panameñas, lo cual permitió que el dinero brincara después a otros paraísos fiscales como Suiza y Belice, mediante un laberinto creado para ocultar los fondos.

La red estaba conformada por los exviceministros de Energía de Venezuela, Nervis Villalobos y Javier Alvarado, primo de un expresidente de PDVSA, además de directivos de la petrolera, un magnate de los seguros y diversos testaferros.

Los implicados justificaron ante el banco andorrano los millonarios ingresos como trabajos de asesoría a empresas, argumento que fue presentado ante el llamado Departamento de Cumplimiento, un órgano de fiscalización del banco de Andorra que busca prevenir la evasión de impuestos, así como evitar que dinero proveniente del narcotráfico, venta de armas o corrupción política terminen en la institución.

Los investigadores afirman que estos trabajos de asesoría jamás existieron.

La jueza Mingorance también sospecha que los implicados cobraron comisiones de entre 10% y 15% a empresas extranjeras, particularmente de China, que después recibieron contratos de extracción petrolera en Venezuela.

Hasta el momento, PDVSA ha optado por no pronunciarse sobre el tema, sin embargo, el gobierno de Nicolás Maduro ya ordenó detenciones por el caso.

Con información de El País.

Comentarios