Exfuncionario de Finanzas de la CDMX detenido por desvío de recursos

Ulises Lara López, vocero de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

La Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ) ejecutó una orden de aprehensión contra Hedilberto Chávez, quien fue funcionario de la Secretaría de Finanzas en la administración de Miguel Ángel Mancera.

Se le acusa de desviar del erario más de 3 millones de pesos durante su función.

La PGJ informó que el exservidor público se negó a declarar, y sigue su proceso legal en el Reclusorio Sur.

Además, se espera que durante esta semana otros dos funcionarios sean detenidos, pues cuentan con órdenes de aprehensión.

Ya que la dependencia busca también a quien fuera titular de la Comisión para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México, Édgar Tungüí Rodríguez, y a Felipe de Jesús Gutiérrez Gutiérrez, exsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi).

A estas dos personas se les acusa por uso ilegal de atribuciones por diversos delitos por el otorgamiento de permisos.

También se dio a conocer que se busca ubicar a Juan Apolinar Torales Iniesta, uno de los directores responsables de obra del Colegio Enrique Rébsamen, quien permanece prófugo al igual que Francisco Arturo Pérez Rodríguez, ambos involucrados en la tragedia en la que murieron 27 personas, entre ellas 17 niños, en la alcaldía de Tlalpan.

Y es que en los días previos a que se cumpliera el primer aniversario del sismo del 19-S, diversos reportes periodísticos, daban cuenta de que Tungüí fue acusado de ofrecer contratos para la reconstrucción a sus familiares.

Uno de ellos fue por servicios de gerencia de proyectos y gestión administrativa, con la empresa Cal y Mayor y Asociados, donde laboraba uno de sus familiares desde abril de 2017.

A la cual se le autorizaron 70 millones de pesos para asesorías y labores administrativas, más recursos que los destinados para “servicios de atención a daños menores”, a los que se otorgaron 20 millones; los 17.1 millones de pesos para demolición de inmuebles, y los 9.1 millones de arrendamiento de puentes peatonales provisionales.

(Con información de El Universal)

Comentarios