- Publicidad -

La ex coordinadora de comunicación social del gobierno de Veracruz en el periodo de Javidú, Georgina Domínguez fue vinculada a proceso y permanecerá en prisión preventiva como medida cautelar.

Esto, por el desvío de al menos 5 mil millones de pesos a través de la oficina a su cargo. 

La ex funcionaria acusó en la audiencia de este viernes a sus sucesores Alberto Silva, Juan Octavio Pavón e Irma Chesty de desviar los recursos a través de una empresa fantasma y añadió que todos los ex secretarios de finanzas de Duarte operaron desfalcos millonarios en la entidad.

La Secretaría de Finanzas, dijo, era la encargada de verificar la legalidad de empresas de medios de comunicación y de autorizar pagos.

A las acusaciones en su contra, Domínguez acumuló los delitos de coalición, incumplimiento de un deber legal y abuso de autoridad.

Georgina dijo que luego de la derrota electoral del PRI en Veracruz, la preocupación permeó al ex Mandatario y su equipo. 

“A partir de ahí, tomó una drástica decisión, cerró todos sus contactos con el exterior, limitó al mínimo su círculo de confianza, sólo tenían acceso a él, Karime, la familia de ella, sus abogados, Flavino Ríos, los operadores de la Secretaría de Finanzas, Alberto Silva y Erick Lagos”, señaló la acusada.

Aunque insistió en declararse inocente fue vinculada a proceso y será recluida de manera preventiva en el penal de Pacho Viejo por un año, como parte de su medida cautelar mientras alista su defensa y la Fiscalía aporta más pruebas, según lo determinó la juez Verónica Portillo Suazo.

Al terminar el encuentro con las autoridades, Georgina trató de evitar a los representantes de los medios de comunicación que trataron inútilmente de abordarla o fotografiarla.

Comentarios