Evo Morales pide investigar baja votación en primarias en Bolivia

AFP PHOTO / BOLIVIAN PRESIDENCY
- Publicidad -

El presidente boliviano, Evo Morales, pidió este lunes al tribunal electoral (TSE) investigar la baja participación de militantes de su partido en las primarias celebradas el domingo.

“Hay algún problema técnico en el padrón del Tribunal Supremo Electoral o hay algún problema en el sistema donde están registrados (…) habría que investigar qué está pasando”, planteó Morales en un acto público.

En un informe actualizado hasta medio día del lunes con 90% del conteo, el TSE estableció que el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) registró una participación del 40% del total de 991 mil 092 militantes.

Morales y el MAS habían apostado a mover toda su maquinaria electoral para obtener una sólida votación en las primarias, de cara a las elecciones generales de octubre próximo.

El vicepresidente Alvaro García había anticipado preocupación si obtenían menos del 50% de votos.

Vicepresidente boliviano Alvaro Garcia Linera

El presidente, con 13 años en el poder y planes de reelección por otros cinco años (2020-2025) deslizó sus dudas sobre el trabajo del TSE.

“Que investiguen: alguien está manipulando, alguien está usando y alguien nos quiere perjudicar” desde el TSE, dijo Morales, tras explicar que algunos de sus militantes aparecieron inscritos en listas de la oposición

Estas eleciones tuvieron un costo de unos 4 millones de dólares, y es el resultado de una nueva Ley de Partidos Políticos aprobada en octubre.

Cada uno de los nueve partidos políticos inscribió a un candidato único en estas primarias presidenciales, de cara a las elecciones generales de octubre, en medio de fuertes críticas de la oposición.

El proceso interno es condición ‘sine qua non’ para participar de las elecciones presidenciales de octubre para el periodo 2020-2025, cuando también se renovará la totalidad de los 166 escaños del parlamento bicameral.

Según la óptica opositora, las primarias fueron alentadas por el oficialismo para apalancar la polémica candidatura de Morales a un cuarto mandato sucesivo, hasta 2025.

Como en cada uno de los nueve frentes hay un solo candidato, técnicamente no sería una elección, dijo, previo a los comicios, el analista y profesor universitario, Carlos Cordero.

“Son unas elecciones, por tanto, atípicas, pero servirán para una demostración de fuerza del presidente Evo Morales y de su partido” el Movimiento al Socialismo (MAS), acotó.

“Estas primarias son puro formalismo, porque en cada partido ya hay candidatos elegidos”, agregó Cordero.

El domingo Morales festejaba, “De manera general (las primarias han sido) todo un éxito, todo un resultado cuando por primera vez el pueblo boliviano participa en las elecciones primarias”, dijo a la radioemisora estatal Patria Nueva, al desestimar las críticas de la oposición, que había llamado a no votar.

En el resto de los partidos, los niveles de participación de militantes no superaron el 6%, aunque casi todos su candidatos hicieron llamados a abstenerse de votar.

Carlos Mesa, aspirante presidencial opositor y principal contrincante de Morales, consideró que “las primarias fueron un fiasco” y más aún para el partido de gobierno, que le dijo “no” al mandatario.

Oscar Ortiz, otro candidato opositor, fue más lejos al señalar que “el MAS fracasó”, que Morales “ha sido deslegitimado por sus propios militantes y por eso le demandamos que renuncie a esa candidatura”.

La oposición argumenta que la candidatura de Morales a un cuarto mandato desconoce un referendo de 2016 que rechazó su postulación, aunque el oficialismo logró que el Tribunal Constitucional lo habilitara un año más tarde, con el argumento de que postularse era un derecho humano.

(AFP)

Comentarios