Evidencia Inegi subregistro de muertes por COVID-19

Sus cifras muestran que hubo 45% más defunciones en los primeros siete meses de la pandemia que las reconocidas por las autoridades sanitarias

26 de enero de 2021.-Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud se conectó de manera remota en la conferencia vespertina en Palacio Nacional, el funcionario se encuentra en cuarentena por estar en contacto con López Obrador, quien dio positivo a covid-19
- Publicidad -

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que entre enero y agosto de 2020, murieron 108 mil 658 personas por COVID-19 en México, lo que representa una cifra 44.8 por ciento mayor a los 75 mil 17 casos confirmados por la Secretaría de Salud (Ssa) en ese mismo lapso.

Es decir, que los números de las autoridades sanitarias omitieron a 33 mil 641 personas fallecidas por esa causa en los primeros siete meses del año, de acuerdo con el conteo realizado a partir de las actas de defunción. 

En el reporte preliminar del Inegi (el definitivo se dará a conocer en octubre) ya se ubica al COVID-19 como la segunda causa de muerte en el país, solo detrás de las enfermedades del corazón que reportan 141 mil 873 fallecimientos.

En tercer lugar está la diabetes mellitus, con 99 mil 733; en cuarto, los tumores malignos, con 60 mil 421; y en quinto, la influenza y neumonía con 29 mil 573 fallecimientos.

El director general de Estadísticas Sociodemográficas del Inegi, Edgar Vielma Orozco, expuso que muchas personas están muriendo fuera de los hospitales, lo que podría explicar el desfase de las cifras reportadas en su momento por la autoridades sanitarias y los resultados del informe.

Muchas personas no están muriendo en hospitales, están muriendo en sus casas. De hecho, la mayor parte de las personas mueren en sus casas. El 58% muere fuera de los hospitales. Eso puede explicar en parte esta diferencia”, aseguró Vielma en entrevista con Grupo Fórmula.

De acuerdo con el reporte preliminar del Inegi, para 2020 se esperaban 488 mil 343 defunciones y ocurrieron 673 mil 260, por lo que con base en estos resultados se tiene un exceso de mortalidad por todas las causas de 184 mil 917, lo cual equivale al 37.9%.

Estas cifras coinciden con las calculadas por el grupo interdisciplinario de dependencias que analizan el exceso de mortalidad en el contexto de la pandemia de COVID-19, en cuyo reporte con fecha 07 de noviembre, se explica que hay un exceso de mortalidad de 37.7%, debido a que se esperaban 606 mil 668 decesos y ocurrieron 835 mil 622, es decir 228 mil 954 más.

El Inegi adelanta que las defunciones causadas por COVID-19 serán cotejadas con la Ssa durante el proceso de confronta previo a generar las cifras definitivas.

Al respecto, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, expresó esta mañana que las cifras reportadas por el Inegi son sumamente confiables, pues tiene más herramientas para proceder los datos. 

El Inegi es sumamente confiable y tiene mucho más herramientas que nosotros para dar a conocer datos muy reales y muy confiables”, comentó la titular de la Segob en conferencia de prensa desde Palacio Nacional. 

(Con información de Expansión) 

Comentarios