Evade Rosario Piedra posicionamiento sobre migrantes e Insabi

Presenta informe de actividades 2019 de la CNDH; la tunde la oposición y rechaza cuestionamientos de la prensa sobre violaciones a los derechos humanos de los periodistas y migrantes

Rosario Piedra Ibarra, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH)
- Publicidad -

La presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra entregó este miércoles a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión el Informe de Actividades 2019 del organismo que actualmente está a su cargo.

La Ombudsperson utilizó su tiempo en tribuna para criticar las gestiones anteriores de la CNDH y para presumir el ahorro que su administración tendrá en los años en los que ella esté al frente del organismo.

Austeridad arriba para fortalecer el trabajo abajo”, señaló Piedra Ibarra a la vez que presumió las medidas que está llevando a cabo la CNDH bajo su mando.

Aseguró que nadie en el organismo tiene un sueldo mayor al del Presidente la República; anunció que se venderán todos los vehículos blindados y de lujo; alardeó sobre el retiro de celulares a los funcionarios públicos; y dijo que se había retirado a la chef que cocinaba en la institución para el pasado ombudsman, pues se le pagaba como a una jefa de departamento y no como a una cocinera.

Sin embargo, la titular de la CNDH omitió presentar una postura clara sobre las problemáticas que implican violaciones a los derechos humanos a partir de las medidas tomadas por la actual Administración federal en 2019, en particular durante los últimos meses, en los que Piedra ya estaba al cargo del organismo.

Algunos legisladores de oposición se encargaron de recordárselos.

El más severo fue Juan Zepeda, de Movimiento Ciudadano, quien le enlistó las fallas en las que ha incurrido el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador en materia de migración y de implementación del nuevo sistema de salud que, mientras se ajusta, está dejando sin atención y medicamentos a cientos de personas.

Eso, subrayó el mexiquense, ha ocurrido en el último mes y no hemos escuchado ni un solo pronunciamiento de usted”.

“La gente se pregunta ¿dónde está la Comisión Nacional de los Derechos Humanos?”, le dijo el panista Gustavo Madero, quien también puntualizó una lista de problemáticas sobre las que no hay pronunciamiento de Piedra.

“México atraviesa crisis humanitaria por migración, ante esta situación, qué ha recomendado la CNDH, cuántas visitas ha realizado a estaciones migratorias”, agregó el legislador.

También recordó el asesinato de periodistas.

“Su obligación es defender a las víctimas, no a la actual Administración”, señaló quien fuera líder blanquiazul.

Por su parte, el priista Enrique Ochoa le preguntó si ya se había manifestado por el tema de la extinción de dominio, pues se podría quitar bienes a personas sin sentencias judiciales.

La minuta pasó al Senado, y usted, como presidenta de la CNDH podrá interponer una acción de inconstitucionalidad”, desafió el miembro del tricolor.

La bancada de Morena defendió la labor de Rosario Piedra y del Gobierno federal.

Incluso, los morenistas rechazaron que la Presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández, le otorgara la palabra a Porfirio Muñoz Ledo, quien tenía toda la intención de mostrar a Piedra Ibarra un video sobre las acciones emprendidas por la Guardia Nacional en contra de migrantes que cruzaron ilegalmente a México esta semana.

Al terminar la presentación del informe 2019 del organismo, Piedra dejó la Cámara de Diputados donde se celebró la sesión, entre empujones, resguardada por elementos del recinto legislativo, sin responder a cuestionamientos sobre el trato a centroamericanos en la frontera sur del país.

Tras su participación, la titular de la CNDH bajó por las escaleras hasta el sótano, rodeada de periodistas que insistieron en cuestionarla sobre la situación migratoria en la frontera con Guatemala, pero ella se mantuvo firme y no respondió.

También se le preguntó sobre la crisis de salud y si había temores ante las reformas al sistema de justicia, que pretender penalizar otra vez la difamación.

Pero ya dentro del vehículo, sólo agitó la mano para despedirse de la prensa.

Comentarios