Estudio británico expondrá deliberadamente a voluntarios al coronavirus

27 de febrero de 2020.-Imagen del coronavirus SARS-CoV-2 tomada por National Institutes of Health. Foto: Handout / National Institutes of Health / AFP
- Publicidad -

Jóvenes voluntarios sanos serán expuestos deliberadamente por segunda vez al coronavirus en el marco de un estudio británico para determinar cómo reacciona el sistema inmunitario de una persona que se ha recuperado del covid-19, anunció el lunes la Universidad de Oxford.

El estudio, que debe comenzar este mes, volverá a exponer al coronavirus a personas de entre 18 y 30 años que se habían contagiado de forma natural.

Utilizará la cepa original que apareció en China a finales de 2019 pero se está contemplando la posibilidad de incluir también una de las nuevas variantes.

El objetivo es determinar qué dosis del virus es necesaria para reinfectar a una persona y ver cómo responde el sistema inmunitario.

Estos estudios en los que los pacientes se exponen voluntariamente a un virus “nos enseñan cosas que otros no pueden, porque están estrechamente controlados”, explicó la profesora de vacunología Helen McShane, que dirige la investigación.

“Cuando volvamos a contagiar a estos participantes, sabremos exactamente cómo reaccionó su sistema inmunitario a la primera infección por covid, exactamente cuándo se produjo la segunda infección y exactamente qué cantidad de virus recibieron”, detalló.

Según esta profesora de Oxford, “la información obtenida con este trabajo ayudará a diseñar mejores vacunas y tratamientos, pero también a entender si las personas están protegidas después de tener covid y durante cuánto tiempo”.

En la primera fase del estudio participarán 64 voluntarios.

La salud de estos voluntarios -que cobrarán unas 5.000 libras o casi 7.000 dólares- será cuidadosamente vigilada por un equipo de investigadores, que les administrará un tratamiento basado en anticuerpos monoclonales desarrollados por el laboratorio estadounidense Regeneron si desarrollan síntomas.

Después de ser expuestos al virus, se los pondrán en cuarentena durante 17 días y se les tratará en un hospital hasta que dejen de suponer un riesgo de contagio para otros.

El estudio durará 12 meses e incluirá ocho citas de seguimiento tras el alta hospitalaria.

Los programas de exposición voluntaria a un virus han desempeñado un papel fundamental en el desarrollo de tratamientos para enfermedades como la malaria, la tuberculosis, la fiebre tifoidea, el cólera y la gripe.

(AFP)

Comentarios