Estados Unidos expulsa a 60 funcionarios rusos

En una maniobra conjunta con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) también cerró el consulado ruso en Seattle

AFP PHOTO / JIM WATSON
- Publicidad -

El Presidente Donald Trump ordenó la expulsión de decenas de oficiales rusos de inteligencia, “a raíz de su proximidad con una de nuestras bases de submarinos y la sede de Boeing”, según una nota oficial de la Casa Blanca.

Los 48 agentes de inteligencia, así como 12 diplomáticos acreditados ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tendrán siete días para dejar el país.

Un funcionario de la Casa Blanca aseguró que aún quedarán cerca de 40 oficiales de inteligencia rusos en Estados Unidos, pero que la capacidad de Moscú para conseguir información quedará “significativamente” afectada.

Washington, asegura la nota oficial, está dispuesto a cooperar con Moscú para construir mejores relaciones, pero solo será posible “con un cambio de actitud del Gobierno de Rusia”

El anuncio de los Estados Unidos se presenta el mismo día que el Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk informara que catorce países de la Unión Europea expulsarán a diplomáticos rusos.

La reacción es un nuevo capítulo de una trama digna de una novela de espionaje, pues el 04 de marzo pasado, Sergéi Viktorovich Skripal, un exespía que fue también agente doble para el M16 del Reino Unido, fue envenenado al lado de su hija cerca de un centro comercial en Salisbury.

En consecuencia, la primera ministra británica, Theresa May, expulsó a 23 diplomáticos rusos, tras vencer el plazo que el Gobierno le impuso a Vladimir Putin para que diera una “respuesta creíble” del envenenamiento de Skripal y su hija en territorio británico.

Cabe recordar que Skripal fue liberado por Rusia en 2010, donde estaba acusado de alta traición y fue parte de un intercambio de espías rusos detenidos por Estados Unidos, al que Reino Unido pidió que se incluyera. El canje se dio en el aeropuerto de Viena y desde entonces el doble agente se trasladó a Reino Unido.

La Cancillería Rusa manifestó hoy que este gesto provocador de los países que “siguen el juego a las autoridades del Reino Unido en el caso Skripal (…) es la continuación de la política de confrontación que apunta a una escalada en la situación”.

Rusia alega que ha pedido información a Londres en varias ocasiones, sobre la situación de ese intento de asesinato, pues se trataba de un atentado contra ciudadanos rusos en territorio británico.

Y aseguró que las expulsiones van en contra de “las normas del diálogo civilizado entre los Estados y los principios del derecho internacional”. Advirtió además que Moscú reaccionaría a este paso inamistoso.

(Con información de El Universal y Excélsior)

Comentarios