“El estado desapareció a sus hijos”; Veracruz pide perdón por caso Tierra Blanca

En el Museo de Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México, el gobernador veracruzano Cuitláhuac García reconoció la responsabilidad de su estado en la desaparición de cinco jóvenes en Tierra Blanca

- Publicidad -

El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García a nombre del estado pidió perdón a las familias de los cinco jóvenes desaparecidos y asesinados en 2016, en Tierra Blanca, donde se comprobó la participación de elementos de la policía.

Además, la disculpa se ofreció por la criminalización de los desaparecidos, y por el abandono que sufrieron las familias quienes acamparon durante tres meses a las puertas de la fiscalía cuando exigían una investigación.

El caso Ayotzinapa descubrió la complicidad de policías y criminales, pero el caso Tierra Blanca constató la podredumbre del sistema.

Son dos casos que marcaron el Gobierno de Peña Nieto que nunca actuó para atacar el vínculo entre el crimen y la autoridad, y mucho menos aliviar el sufrimiento de las familias de los miles de desaparecidos.

Cuitláhuac García  acusó que la entidad que gobierna desde diciembre pasado, “alentó la mentira en este caso. Reconocemos que el estado falló a las familias. Todos deben saber que elementos de seguridad del estado detuvieron arbitrariamente y desaparecieron a sus hijos, dejándoles un inmenso dolor”.

Los jóvenes desaparecidos eran originarios de Playa Vicente, y regresaban a su casa tras pasar el fin de semana en el puerto de Veracruz.

A su paso por Tierra Blanca, fueron interceptados por la policía, los sacaron de la carretera, los llevaron por un camino secundario y los entregaron a un grupo de delincuentes, quienes los asesinaron.

La tesis de las autoridades es que los policías sospecharon que los jóvenes pertenecían a un grupo delictivo local, que sería contrario a aquel con el que colaboraban.

El mandatario veracruzano reiteró que “es una disculpa por las veces en que se intentó criminalizar a sus hijos. Que quede muy claro. Los cinco eran inocentes y nunca debieron vivir los hechos que sufrieron”.

Y es que también existió una complicidad malsana entre los medios locales y la autoridad, pues desde el principio esparcieron rumores sobre la ocupación de los jóvenes, y las razones por las que circulaban por Tierra Blanca.

Actualmente hay 21 detenidos por el caso, ocho policías y 13 civiles, los cuales enfrentan dos procesos penales, uno por delincuencia organizada y otro por desaparición forzada.

Sin embargo, el primer cargo se tambalea en un juzgado federal pues el caso fue armado con pruebas aportadas por la fiscalía de Veracruz, que es la encargada de probar el delito de desaparición forzada, y al parecer el juez federal que conoce el caso podría invalidar los elementos probatorios.

Los familiares también piden que se investigue la responsabilidad de los mandos, tanto en la fiscalía como en la policía estatal.

Cabe recordar que Arturo Bermúdez, jefe de la policía durante el Gobierno de Javier Duarte, quien estuvo preso por varios delitos fue liberado en diciembre.

(Con información de El País)

Tierra Blanca, Veracruz. 04 febrero 2016.- Familiares de los 5 jóvenes desaparecidos de Playa Vicente realizaron rosarios en el altar que montaron en las oficinas del Ministerio Publico

Comentarios