Entrega Hacienda 47% menos recursos a Javier Corral

El panista recibió menos de la mitad de lo que se le asignó a su antecesor, el priista César Duarte, por lo que ha pedido que se investiguen los recursos del Ramo 23.

- Publicidad -

Al gobierno de Chihuahua que encabeza el panista Javier Corral, le fueron entregados de enero a noviembre del año pasado, 47 por ciento menos recursos del Ramo 23, en comparación con lo que se le entregó a su antecesor, el priista César Duarte, durante el mismo periodo, pero en 2016.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a través del Ramo 23 (que se considera un fondo de Provisiones Salariales y Económicas que considera recursos extraordinarios y discrecionales para los estados), consintió a Duarte Jáquez en su ultimo año de gobierno con 2 mil 383.3 millones de pesos, mientras que al panista que actualmente encabeza una marcha hacia la capital del país exigiendo 700 millones de pesos que Hacienda no les ha entregado, tan solo le otorgaron mil 263.6 millones de pesos.

Por si fuera poco, entre los años 2011 a 2016, Duarte tuvo acceso a 9 mil 801 millones de pesos, especialmente en 2014, cuando le fueron asignados 2 mil 443.3 millones de pesos.

Gracias a los reclamos surgidos del actual gobierno en Chihuahua, la Comisión Permanente del Congreso ha solicitado a la SHCP, que los convenios con los que se han transferido los recursos a las entidades de forma discrecional como parte del Ramo 23, sean transparentados por completo.

“La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que en un plazo no mayor a 15 días informe y haga públicos los convenios de transferencia de recursos a las entidades federativas, por concepto de Fortalecimiento Financiero durante los años 2015 a 2017, indicando el estado de su cumplimiento”, destaca la propuesta.

El dictamen señala que existe una larga lista de escándalos vinculados a la gestión de gobernadores en el país, pero que solo se han dado a conocer a través de la labor periodística y las investigaciones de la sociedad civil.

También señala que el Ramo 23 se maneja con falta de transparencia, en particular en las asignaciones que se otorgan a los gobiernos estatales.

“Este cajón de gastos es el único que no se encuentra regulado por la ley y su objetivo no está legalmente definido, lo que permite discrecionalidad en su asignación a través de programas con objetivos relacionados con provisiones salariales y prestaciones sociales, la administración de ingresos excedentes e incluso la distribución de recursos para desarrollo regional”, detalla el dictamen avalado, pese a que el PRI trató de oponerse a ello.

Cabe señalar que el tricolor admitió el punto de acuerdo, a cambio de cancelar una propuesta de comparecencia del secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, y el debate al respecto en el pleno.

(Con información de Reforma)

Comentarios