En estado de coma

- Publicidad -

Con los niveles de corrupción del sexenio pasado, no debería sorprender a nadie la trágica situación financiera de muchas instituciones del país, como la del ISSSTE, CFE o Pemex.
Lo que sí es sorprendente, es el hecho de que la impunidad de los responsables, goce de cabal salud.

Comentarios