Empresas de comunicaciones de EEUU podrían pagar multas por más de USD 200 millones

Foto: Drew Angerer/Getty Images/AFP
- Publicidad -

El regulador de las telecomunicaciones de Estados Unidos (FCC) pretende imponer a los cuatro principales operadores del sector multas por más de 200 millones de dólares, por haber revelado la ubicación de sus clientes sin su autorización, según un comunicado de prensa publicado este viernes.

La FCC acusa a los operadores de “aparentemente vender el acceso a los datos de geolocalización de sus clientes sin tomar las medidas apropiadas para proteger esta información (de terceros no autorizados para consultarla)”.

El ente regulador también reprocha a las compañías haber divulgado su posición “sin la autorización” de los clientes.

Como resultado, la FCC ha propuesto multas de 91 millones de dólares para T-Mobile; 57 millones para AT&T; 48 millones para Verizon y 12 millones para Sprint. Los cuatro operadores pueden presentar alegaciones antes de que el regulador tome su decisión final.

La agencia federal dijo que realizó la investigación después del caso Cory Hutcheson, un alguacil del estado de Misuri condenado el año pasado por rastrear personas a través de sus teléfonos inteligentes entre 2014 y 2017.

Investigaciones de medios de prensa estadounidense también han demostrado que es posible localizar a alguien simplemente con su número de teléfono y pagando a cazarrecompensas, que ni siquiera necesitan piratear la red.

“Los cuatro operadores venden el acceso a la información de geolocalización de sus clientes a ‘agregadores’, quienes luego revenden esos datos a terceros, proveedores de servicios basados en la ubicación”, explicó la FCC.

Los contratos entre operadores y terceros incluían obligaciones para los servicios en cuestión “para obtener el consentimiento de los clientes interesados antes de acceder a su información”.

Estas multas “son demasiado bajas y llegan demasiado tarde”, reaccionó la ONG estadounidense Center for Democracy and Technology.

“Este tipo de violación flagrante de la privacidad y la débil respuesta de la FCC demuestran la necesidad de una ley de privacidad nacional sólida y completa”, dijo Lisa Hayes, codirectora interina de la ONG.

En el caso de los operadores, la ley de comunicaciones teóricamente protege a sus clientes, “pero desde que el Congreso bloqueó el intento de la FCC de ampliar el alcance de esta ley, hay pocos obstáculos que impidan a las empresas vender datos similares obtenidos de la navegación por internet de sus consumidores “, agrega la ONG.

(AFP)

Comentarios