Empeoran niveles de impunidad en México

- Publicidad -

La impunidad en México aumentó, al pasar de una media nacional de 67.42 puntos en 2016 a 69.84 en 2018, en donde llegar a cien puntos es la peor calificación.

Así lo refiere el Índice Global de Impunidad, realizado por la Universidad de las Américas a través de la Jenkins Graduate School y el Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia.

De acuerdo a la investigación, en 28 entidades se observa una situación crítica al encontrarse en un grado de impunidad alta y muy alta.

De ese total, 19 entidades están por encima de la media nacional, que es de 69.84 puntos.

El Estado de México es la entidad con el mayor grado de impunidad, al alcanzar los 80.06 puntos.

El estudio detalla que en territorio mexiquense, de las 202 mil 205 carpetas de investigación que se tenían, solo llegaron mil 209 a sentenciados en primera instancia.

“Esto implica que solo 0.59% de las carpetas acaba en sentencia, lo que habla de la debilidad en la integración de las carpetas por parte de los ministerios públicos”, señala la investigación.

Además, del total de las carpetas iniciadas, solo 16 mil 863 (8.33 por ciento) se convierten en causas penales.

Aunado a ello, el Estado de México tiene problemas estructurales de inversión en agencias y ministerios públicos: no cuenta con suficientes jueces y magistrados, y se redujo su estado de fuerza policial.

Entre los datos más relevantes, hallamos que Nayarit se unió al estado de Michoacán en la lista de impunidad atípica, clasificados así, debido a la penetración del crimen organizado en el aparato judicial.

La situación comienza a desbordarse en Aguascalientes, Tlaxcala y Puebla, que son los estados en los que más creció el indicador.

El déficit de personal es también parte elemental, pues el país tiene, en promedio, cuatro jueces por cada 100 mil habitantes, cuando el promedio mundial es de 16; tiene la mitad de los policías estatales que debería tener, su estado de fuerza es de 120 mil elementos, cuando debería tener, por lo menos, 235 mil 944; y a nivel penitenciario, el personal se redujo 15 por ciento, con lo que se producen mayores cargas de trabajo sobre el personal carcelario, corrupción, desgaste profesional y puede aumentar la probabilidad de motines y fugas.

Todo los factores arriba descritos, han llevado a México a obtener el cuarto lugar mundial en la lista de países con mayor impunidad.

(Con información de El Universal)

Comentarios