Discuten en San Lázaro la Guardia Nacional

Coordinadores de todas las bancadas respaldan el dictamen

- Publicidad -

Este jueves arrancó en la Cámara de Diputados la discusión ante el pleno del dictamen de la minuta que regresó con cambios el Senado de la República para la creación de la Guardia Nacional.

Esta mañana, previo al inicio de la sesión, los ocho grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados adelantaron que esta tarde, en el debate de la creación de la Guardia Nacional, sus integrantes votarán a favor de este nuevo cuerpo de seguridad que tendrá un mando civil.

En conferencia de prensa, los coordinadores de Morena, Mario Delgado; del PAN, Juan Carlos Romero Hicks; del PRI, René Juárez; del PES, Olga Juliana Elizondo; del PT, Reginaldo Sandoval; de MC, Tonatiuh Bravo; del PRD, Verónica Juárez Piña y del Verde, Arturo Escobar, respaldaron las modificaciones al dictamen que hizo el Senado.

El morenista Mario Delgado, reconoció los cambios de la Cámara Alta, que dan un mando civil y un periodo de cinco años para la labor de Fuerzas Armadas en tareas de seguridad y sostuvo que con la nueva corporación se logrará pacificar al país y revertir la década de sangre e ineficiencias.

Por su parte, Juan Carlos Romero Hicks, coordinador del blanquiazul, manifestó que ya se están dando los elementos para atender la seguridad, pero advirtió que aún falta una estrategia integral, el rediseño de instituciones y la aplicación de pruebas de confianza en las instituciones de seguridad.

El representante de la bancada tricolor, René Juárez Cisneros, durante su participación afirmó que la Cámara tuvo la razón en aprobar en un principio la reforma de la Guardia Nacional, que después fue mejorada por el Senado.

“Ya es hora de tomar la responsabilidad y dejar de echar la culpa al pasado”, aseveró.

Los coordinadores de los otros partidos celebraron haber alcanzado el consenso que determinó que el mando de la nueva corporación sea civil, que haya ganado con ello la sociedad y no solo el presidente de la República, y que se hayan considerado tratados internacionales para garantizar el respeto a los derechos humanos.

El dictamen refiere que la Federación tendrá una institución policial de carácter civil denominada Guardia Nacional, cuyos fines son salvaguardar bienes y recursos de la nación.

La formación, capacitación y desempeño de los integrantes de la Guardia Nacional y de las demás instituciones policiales se regirán por una doctrina policial fundada en el servicio a la sociedad, la disciplina, el respeto a los derechos humanos, al imperio de la ley, al mando superior, y en lo conducente a la perspectiva de género.

En los artículos transitorios, la minuta detalla que durante los cinco años siguientes a la entrada en vigor del decreto, en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implantación territorial, el presidente de la República podrá disponer de la Fuerza Armada permanente en tareas de seguridad pública. 

(Con información de El Universal y Reforma)

Comentarios