Otro día sin ellas

- Publicidad -

Plomo que rompe huesos,

Y desbarata vidas.

Impunidad, desierto, silencio.

Sus nombres irrumpen en mi memoria,

Como un rayo que cae y quema,

Escalofrío, las nombro

Marisela Escobedo Ortiz,

Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez,

Josefina Reyes Salazar.

Entre tantas, entre miles

Otro día sin ellas

Otra marcha

Concreto, paredes pálidas

Testigos de las historias

Que vamos contando

Del dolor que vamos narrando.

Dentro

La ausencia

Impotencia

Sangre.

En calles y banquetas

Plazas y monumentos

La libertad

Y las nombro

Justicia.

Mañana domingo 8 de marzo millones de mujeres en el mundo saldremos a marchar en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, saldremos a reclamar nuestros derechos, a exigir justicia, seguridad, y un alto a la violencia de género, saldremos a calzar los zapatos de otras, a abrazarnos entre la pérdida y el dolor, a reconocernos como iguales, saldremos a nombrar a las que ya no están.

Como Josefina Reyes Salazar, quien durante más de diez años denunció los asesinatos de mujeres ocurridos en el Valle de Juárez, encabezó marchas y levantó su voz contra la violencia y la violación a los derechos humanos por parte de las fuerzas castrenses y federales concentradas en Ciudad Juárez al inicio del Operativo Conjunto Chihuahua.

Josefina fue asesinada el 10 de enero de 2010, luego de exigir justicia por el asesinato de uno de sus hijos y el secuestro de otro. Siete familiares de la reconocida activista fueron asesinados, el resto ante el acoso y las constantes amenazas de muerte, tuvieron que huir del estado, algunos de ellos solicitaron asilo político en Estados Unidos ante la incapacidad del Estado mexicano por protegerles.

Como Marisela Escobedo Ortiz y Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, mujeres, madres que se volvieron activistas a raíz de la desaparición y asesinato de sus hijas Rubí Marisol Frayre Escobedo y Karen Alejandra Salinas Rodríguez respectivamente; las cuales, ante la indolencia de las autoridades, con recursos propios investigaron y dieron con el paradero de los asesinos.

Marisela fue asesinada el 16 de diciembre de 2010 en Chihuahua, mantenía un plantón frente al Palacio de Gobierno en protesta por la resolución de los jueces que dejaron en libertad al asesino de su hija por falta de pruebas”, el cual no sólo habría confesado ser el autor del crimen también informó a las autoridades el lugar donde arrojó los restos de Rubí después de quemarlos. La noche del 16 de diciembre, Marisela se encontraba sentada en su campamento cuando su agresor se acercó a dispararle, Marisela corrió por su vida, intentando refugiarse al interior del Palacio de Gobierno, el asesino la alcanzó y le dio un tiro en la cabeza.

Miriam, quien tras encontrar los restos de su hija Karen en una fosa clandestina y lograr llevar ante la justicia a sus asesinos, se convirtió en la representante del Colectivo de Desaparecidos en San Fernando, Tamaulipas, fue asesinada el 10 de mayo de 2017 a balazos por hombres armados en las puertas de su casa.

No las olvidamos, las seguiremos nombrando: a Marisela, a Miriam, a Josefina, a Ingrid, a Fátima, a las que ya no están. Por ellas, por tu madre, por mi hija y la tuya, por nuestras amigas, nuestras hermanas, por todas ellas, por todas, marchamos el 8 de marzo y el 9 paramos. No es una, somos todas.

Otro día sin ellas. Un día sin nosotras.

El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente”.- Simone de Beauvoir.

Comentarios