Detienen a sacerdote por homicidio de Leonardo Avendaño

Ernestina Godoy, procuradora capitalina. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

Autoridades capitalinas detuvieron este miércoles al sacerdote Francisco Javier Bautista Ávalos, rector de la parroquia Cristo Salvador, ubicada en Tlalpan, presuntamente vinculado al asesinato del joven Leonardo Avendaño.

La Procuraduría de Justicia de la CDMX confirmó la detención del supuesto responsable del homicidio del estudiante de maestría en la Universidad Intercontinental, aunque no dio más detalles.

Lo anterior, luego de que la dependencia obtuviera una orden de aprehensión en su contra y tras cuatro días de darle seguimiento.

El sacerdote fue captado por cámaras de seguridad junto con el joven Avendaño, de 29 años de edad, la noche del martes 11 de junio.

Ese día, Avendaño fue visto por última vez por su familia. Al día siguiente su cuerpo fue encontrado dentro de su camioneta en un paraje de Tlalpan.

“La Iglesia Católica espera y confía en que el trabajo de las autoridades (…) sea eficaz, riguroso, apegado estrictamente a derecho y respetuoso de las garantías y derechos humanos de las víctimas, sus familias y de quienes eventualmente sean imputados de alguna presunta responsabilidad”, señaló la Arquidiócesis Primada de México en un comunicado.

El móvil del asesinato apunta a un problema “de índole personal”, aunque los familiares de Leonardo aseguraron que se trató de un crimen premeditado para “callarlo”, porque iba a denunciar varias irregularidades que no especificaron públicamente.

El sacerdote Francisco Javier fue quien ofició la misa de cuerpo presente de Avendaño, en la parroquia Cristo Salvador.

“Que agarren a la víbora, hay que sacar nosotros el veneno, ese es el perdón que nosotros damos. Dios lo perdone (al homicida), nosotros también, pero que la justicia haga lo suyo”, dijo aquel día ante medios de comunicación el párroco en la misa de cuerpo presente.

La mañana de este jueves, el religioso recibió el respaldo de un grupo de personas, quienes cerraron la avenida Insurgentes a la altura de Ayuntamiento, en la alcaldía de Tlalpan, para exigir su liberación.

(Con información de Milenio y Reforma)

Comentarios