Detienen a policías de la administración de Javier Duarte

Son acusados de desaparición forzada.

Archivo. 16 noviembre de 2012.- El secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita rinde su segundo informe de labores ante los diputados del Congreso del Estado.
- Publicidad -

En Veracruz fueron detenidos 19 expolicías que trabajaron en la administración del exgobernador priista, Javier Duarte.

Se les acusa de desaparición forzada de al menos 15 personas, entre ellos dos mujeres y un menor.

Entre los implicados se encuentran altos mandos que trabajaron en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, como Arturo Bermúdez Zurita, quien fue titular de la dependencia, y José Óscar Sánchez Tirado, exdirector de Prevención y Readaptación Social, ambos presos por otros delitos.

También fueron detenidos en los últimos días Roberto González Meza, exdirector de la Fuerza Civil; José López Cervantes, “Comandante Black”, exjefe de la Fuerza Especial, y otros policías, en su mayoría personal operativo a quienes se les investigó desde el inicio de la actual administración y no fueron cesados para evitar su fuga.

Los 19 acusados acudieron a una audiencia inicial en los Juzgados de Control del Penal de Pacho Viejo.

Las investigaciones señalan que Bermúdez Zurita encabezó la desaparición forzada de personas mediante el uso de sus fuerzas especiales.

El Grupo Fuerza de Reacción y la subdirección de Operaciones fueron clave en la identificación, localización y detención de sujetos ligados al crimen organizado para su interrogatorio mediante torturas en instalaciones de la Policía o en penales del estado.

La Fuerza de Reacción fue operada por Mario Durán García que contaba con el apoyo del comandante de la División de la Policía Estatal, Arturo Paredes Guevara, exmando de la Policía intermunicipal Veracruz-Boca del Río en el sexenio de Fidel Herrera.

Paredes Guevara y células de Reacción, todos esbozados, se indicó, detenían a sospechosos de pertenecer a la delincuencia organizada, cuyas fichas eran elaboradas por un sujeto identificado como Juan Fernando Santamaría.  Éste a su vez enviaba la información a Paredes Guevara, a Durán García y a Sánchez Tirado.

Los sospechosos eran trasladados al Cuartel de San José, en Xalapa, donde eran interrogados por primera vez por Sánchez Tirado o el exsubsecretario de la SSP, José Nabor Nava Holguín, quien en los últimos cuatro meses del Gobierno de Duarte fungió como jefe de la Policía de Veracruz.

Luego, dependiendo de la información revelada, eran liberados o llevados ante Roberto González Meza, jefe del Grupo Especial “Fieles”, agrupación de élite que fue entrenada por Fuerzas Armadas para combatir al narco.

A González Meza se le atribuye la revisión de teléfonos de los detenidos, interrogatorio, tortura y violación.

Y una vez que obtenía información, se ordenaba la ejecución de los presuntos delincuentes y su posterior desaparición.

(Con información de Reforma)

Comentarios