Destacan urgencia de nuevo aeropuerto en la capital

- Publicidad -

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por su siglas en inglés) advirtió que, de no tener un aeropuerto nuevo, México podría perder cerca de 20 mil millones de dólares, lo cual podría derivar en afectaciones al Producto Interno Bruto (PIB).

“Lo que se requiere en México urgentemente es mejorar la infraestructura. El impacto de no construir el nuevo aeropuerto es que 20 mil millones de dólares afectarán al PIB y habrá, en el año 2035, unos 20 mil trabajos menos”, dijo el vicepresidente regional de la asociación, Peter Cerdá, en una rueda de prensa tras un evento en Panamá.

Cerdá hizo un breve recuento de lo que ha pasado desde la cancelación de la construcción del aeropuerto de Texcoco y presentó datos sobre la capacidad del aeropuerto capitalino que actualmente está en funciones.

Dijo que este es insuficiente porque tiene una capacidad de 30 millones de pasajeros y actualmente recibe a más de 42 millones al año.

“México es un mercado con un gran potencial, como Panamá. Actualmente, es difícil encontrar nuevos vuelos porque el aeropuerto está en su punto máximo, y esto puede traer consecuencias económicas y sociales muy negativas para el país, porque cuando la capital no puede crecer, afecta a otras ciudades que también son punto de conectividad”, afirmó.

En octubre de 2018, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador realizó una consulta ciudadana que fue duramente cuestionado por la metodología que utilizó y el porcentaje de personas que participaron en ella.

A raíz de los resultados, determinó cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco y negoció con las empresas afectadas una indemnización.

Según el mandatario, el aeropuerto de Texcoco era una infraestructura que ejemplificaba la corrupción en México.

La obra, cuya inversión ascendía a 13 mil 300 millones de dólares y estaba considerada el proyecto insignia de la administración del expresidente Enrique Peña Nieto, llevaba más de un 30 por ciento de avance.

Tras la cancelación, López Obrador ordenó la rehabilitación del actual aeropuerto de la ciudad y el de Toluca, 70 kilómetros al oeste, y la construcción de una nueva terminal en la base militar de Santa Lucía.

(Con información de Reforma)

Comentarios