Desata polémica nuevo Gobierno de Chiapas

- Publicidad -

La 4T tuvo una entrada escandalosa en el estado de Chiapas.

A poco más de una semana de estrenarse el Gobierno morenista, algunas de sus determinaciones han llamado la atención y otras han sido severamente cuestionadas.

La primera es que el nuevo mandatario estatal, Rutilio Escandón no ha hecho públicas sus declaraciones patrimonial ni de intereses, esto pese a que durante su campaña ofreció rendición de cuentas y transparencia en su Administración.

La segunda es que el contratista César Julio de Coss Tovilla fue nombrado por Escandón Cadenas como secretario de Obras Públicas y Comunicaciones de la entidad.

La empresa De Coss Tovilla Arquitectos, S.A. de C.V. es propiedad del ahora integrante del gabinete y está inscrita con el folio 0355/13 en el padrón de contratistas de la administración del exgobernador Manuel Velasco, que dejó el cargo el pasado 07 de diciembre.

En 2013 a esa firma se le otorgó una obra de conservación de la carretera del municipio de El Porvenir hacia Siltepec, en la región sierra de Chiapas, por un monto de 8 millones 198 mil 961 pesos.

De Coss Tovilla Arquitectos también aparece en el listado de proveedores del ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez desde 2009, según el portal de transparencia.

Por si eso fuera poco, en los últimos días organizaciones sociales se han manifestado en contra del nombramiento de Jorge Luis Llaven Abarca como fiscal de Chiapas por enfrentar recomendaciones de derechos humanos por abusos como tortura durante su trayectoria en diversos puestos, como la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

Las ONG demandaron al gobernador Escandón la salida de Llaven, al considerar que mantenerlo en el cargo es avalar la corrupción y la impunidad.

Y de pilón la delegación de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) en Tapachula, Chiapas, contrató a Roberto Pacheco, esposo de la delegada de la dependencia en ese estado Alma Delia Cruz Márquez.

Pacheco Alegría fue contratado como asistente de registro el 24 de octubre de 2018, con un sueldo de 16 mil pesos al mes.

El esposo de la delegada se encarga, junto con otros 13 empleados, de realizar un prerregistro de los migrantes que piden refugio a la Comar en Tapachula.

Lo anterior, en medio del arribo masivo de caravanas de migrantes centroamericanos a México, por lo cual, como apoyo, la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) proporcionó 22 plazas para que la Comar contratara a personal que ayudara a sus 30 empleados a procesar las solicitudes de refugio en la oficina de la ciudad fronteriza, la cual registró tan solo 3 mil 200 centroamericanos que llegaron en grupo.

Una de estas plazas fue designada a Pacheco.

(Con información de Reforma)

Comentarios