Desata polémica #Longanizagate

Difunden previsiones de gasto hechas por la Presidencia con artículos con costos exorbitantes; la dependencia se defiende argumentando que no es presupuesto ejercido

- Publicidad -

Este lunes, en redes sociales se desató un escándalo por la supuesta adquisición que Presidencia de la República haría de distintos artículos a precios exorbitantes.

En Twitter, el tema se mantuvo como tendencia bajo el hashtag #Longanizagate, y en él se criticó el presupuesto de más de 335 mil pesos para comprar 20 unidades de “longaniza de primera” en 2019.

El Programa Anual de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios, fue difundido por el senador panista Julen Rementería.

Entre otros de los productos enlistados, aparecía papa blanca de 125 mil pesos y guayabas por 97 mil pesos; queso oaxaca por 91 mil pesos; queso panela por 81 mil pesos; queso manchego por 77 mil pesos; y “parmesano uruguayo” por 79 mil. 

La lista incluía además 150 mil pesos de jamón ahumado de pavo y más de 10 mil pesos de helado de sabores fresa, vainilla y napolitano.

“Un kilo de jamón de pavo: 3 mil 13 pesos. Un kilo de longaniza: 16 mil 789 pesos. Una caja con 200 cerillos: mil 296 pesos. Una lata de refresco: 336 pesos.

“Un paquete de 500 servilletas: 295 pesos. Una caja de endulzante para café: 6 mil 578 pesos. Un kilo de polvo para gelatina: 3 mil 763 pesos. Un clavo para madera de dos pulgadas: mil dos pesos.

“Esta despensa no la tiene ni Obama”, ironizó el legislador blanquiazul en el tuit que compartió.

Ante la polémica que desató la información, Presidencia de la República tuvo que salir a dar un posicionamiento.

En el documento firmado por Jael Hernández Hernández, director General de Recursos Materiales y Servicios Generales, se establece que las cifras detalladas en el Programa: “no es propiamente el presupuesto que se ejerce y justifica, de cada contratación que ha realizado la Oficina de la Presidencia de la República”.

Esta mañana, consultado al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en conferencia de prensa que esa información “sí calienta”.

“Yo no como chorizo, creo que es un alimento bueno. Soy más de la butifarra de Jalpa tampoco me gusta la moronga azul“, indicó el presidente en Palacio Nacional.

El jefe del Ejecutivo federal pidió a los medios de comunicación no confundirlo.

“Que no me confundan, no soy Salinas“, concluyó.

Comentarios