Desata polémica concesión de espectro a La Visión de Dios, A.C.

- Publicidad -

La Visión de Dios, A.C. consiguió una concesión de espectro por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para la explotación de los 101.9 MHz de Mérida para transmisiones de radio FM social y otra concesión de tipo única.

Se ostentó como Asociación Civil y el IFT se lo creyó, asegurando que no tiene registro asociado con agentes de culto ante la Secretaría de Gobernación y que el nombre no limita su derecho de acceder a una concesión.

“Tras una revisión y análisis exhaustivo del expediente administrativo, por unanimidad el Pleno del IFT consideró que esta asociación civil acreditó los requisitos establecidos por la ley y los lineamientos para el otorgamiento de concesiones”, señaló la dependencia en un comunicado, en el que también se justificó argumentando que no está autorizado para clasificar a entes como asociaciones religiosas o ministros de culto público.

La concesión otorgada al organismo le permite entrar al sector de telecomunicaciones y expandirse en la radiodifusión por el camino de los servicios sociales, si este fuera su plan. 

Lo cual ha desatado en los últimos días toda clase de críticas y cuestionamientos a las autoridades tanto de la Secretaría de Gobernación como de Telecomunicaciones.

Organizaciones sociales, encabezadas por la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), protestaron por la decisión del IFT y a través de un comunicado acusaron al organismo federal de violentar el artículo 16 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público.

En el documento indican que “la radio y la televisión son medios que deben cumplir un servicio público de interés general y no de adoctrinamiento político o religioso” y hacen un llamado al Instituto a “rectificar su actuar, realizar una investigación y un análisis jurídico de fondo serio sobre el objeto y la actividad cotidiana de la asociación civil“, además de que le exigen que “aclare su desconcertante actuar”.

De acuerdo con el artículo 85 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, para una concesión sobre el espectro radioeléctrico para uso público o social, como la que obtuvo La Visión de Dios, se debe acreditar nombre y domicilio del solicitante, los servicios que desea prestar, la justificación del uso público o social de la concesión y las especificaciones técnicas del proyecto.

No obstante, al parecer, en el IFT ni el domicilio confirmaron, pues representantes de los medios de comunicaciones hicieron incluso un recorrido por la zona donde se supone que La Visión de Dios podría recibir instrucciones y notificaciones, en la Calle 38 de la colonia Chichí Suárez, entre las Calles 35 y 37 de la localidad a la que corresponde el Código Postal 97306, al oriente de la ciudad de Mérida, y esta no fue localizada y tampoco aparece en aplicaciones electrónicas de geolocalización.

En febrero pasado, en un encuentro que sostuvieron con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, líderes evangélicos solicitaron la entrega de canales de televisión y estaciones de radio a todas las Iglesias con la finalidad de difundir su mensaje.

“Ya es el tiempo de que se reforma la Ley de Asociaciones Religiosas para que todas las iglesias podamos tener concesiones y permisiones de todos los medios de comunicación”, declaró el presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas, Arturo Favela, tras la reunión con el tabasqueño. 

Lo anterior, se da en un contexto en el que, bajo la intención de reconstruir el tejido social, el Gobierno federal ha invitado a las asociaciones religiosas a desarrollar con ellas tareas y estrategias para contrarrestar la violencia .

Se presume que desde hace por lo menos tres meses, el tema se discute en la Secretaría de Gobernación con la participación de líderes religiosos y funcionarios gubernamentales de la nueva subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos.

Incluso, jerarcas religiosos fueron invitados a participar y dar su opinión, a través de mesas sectoriales de trabajo, en el Plan Nacional de Desarrollo con el que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador trabajará durante el sexenio.

(Con información de El Economista, La Jornada y Carmen Aristegui)

Comentarios