Derecho a la salud debe dejar de ser letra muerta: AMLO

Afirma que aunque la Constitución garantiza el derecho del pueblo a la salud, en los hechos aún no se cumple con ese mandato

- Publicidad -

El titular del Ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador al tomar protesta a los funcionarios del recién creado Instituto de la Salud para el Bienestar (Insabi), reconoció que la salud es uno de los pendientes de su gobierno.

Espera que en un año ya esté funcionando el sistema de salud.

López Obrador considera que el sistema de salud pública se deterioró tanto en los últimos años que, incluso, está peor que el sistema educativo.

El tabasqueño dijo que se ha trazado un plan para perfeccionar el sistema, que consiste en mejorar la infraestructura hospitalaria, y resolver la falta de medicamentos, enfermeras y especialistas.

Además de garantizar la distribución de medicamentos y la basificación de los trabajadores del sector.

Adicionalmente, dijo que se tienen los recursos para llevarlo a cabo.

Informó que, para 2020 se autorizó un presupuesto extra de 40 mil millones de pesos para que en el mediano plazo se obtengan resultados.

Aunque había mencionado que la salud estaba peor que la educación, volvió a colocarse los lentes del optimismo, para presumir que en educación, economía, bienestar social, combate a la corrupción, finanzas y política exterior “vamos bien”.

Por lo pronto, el Insabi sustituirá a la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, que operaba el Seguro Popular desde 2003, y estará encabezado por Juan Antonio Ferrer Aguilar, quien afirmó que “estamos listos para dar servicios de salud a 69 millones de mexicanos sin seguridad social”.

Así como cada sexenio van dejando hospitales en obra negra, así van quedando los esqueletos de los institutos de salud, pues cada nuevo gobierno extiende una nueva receta para remediar los males de la salud pública, sin nunca realizar estudios a profundidad.

(Con información de Expansión y la Jornada)

Comentarios