Departamento de Justicia de EEUU demanda a Snowden por su nuevo libro

Foto: Justin Sullivan/Getty Images/AFP
- Publicidad -

El Departamento de Justicia de Estados Unidos interpuso el martes una demanda contra Edward Snowden, con la intención de evitar que el exempleado de la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) reciba ingresos de su nuevo libro.

La demanda civil contra el exanalista, que vive en Rusia desde que filtró información del programa de vigilancia masiva del gobierno de Estados Unidos, es por violar acuerdos de confidencialidad firmados con la CIA y la NSA.

La demanda señala que el libro de Snowden “Permanent Record” (Vigilancia permanente) salió a la venta este martes sin haber sido presentado a estas agencias para revisión antes de su publicación.

A través de un tuit, Snowden contestó que “Permanent Record” es “el libro que el gobierno no quiere que leas”.

En un comunicado, el departamento de Justicia dijo que no estaba tratando de bloquear la publicación sino que buscaba recuperar cualquier producto que genere ganancias para Snowden, quien enfrenta acusaciones por espionaje.

La editorial del libro, Macmillan Publishers, también esta mencionada en la demanda “para asegurar que los fondos no sean transferidos a Snowden”, dijo el Departamento de Justicia.

“Edward Snowden ha violado una obligación que asumió en Estados Unidos cuando firmó acuerdos como parte de su empleo para la CIA y como contratista de la NSA”, dijo Jody Hunt, asistente del fiscal general.

“La capacidad de Estados Unidos para proteger información sensible de seguridad nacional depende del cumplimiento de los empleados y contratistas de sus acuerdos de confidencialidad”, indicó Hunt.

“No permitiremos su enriquecimiento individual a expensas de Estados Unidos, sin cumplir con sus obligaciones de revisión antes de publicar”.

G. Zachary Terwilliger, el fiscal de distrito de Virginia, donde fue interpuesta la denuncia, dijo que la demanda estaba intentando “asegurar que Edward Snowden no reciba beneficios monetarios por violar la confianza depositada en él”.

“La información de inteligencia debería proteger a nuestra nación, no proporcionar beneficios personales”, dijo Terwilliger.

Snowden, quien podría ir por décadas a la cárcel si es arrestado, dijo en una entrevista de televisión con “CBS This Morning” que le gustaría regresar a casa si pudiera conseguir un juicio justo.

Snowden ha vivido en Rusia desde la filtración de miles de documentos clasificados a la prensa en 2013 que revelaron el alcance de la vigilancia de Estados Unidos después del 9/11.

Mientras sus partidarios lo consideran un vigilante y un defensor de la privacidad, Estados Unidos lo acusó de poner en riesgo la seguridad nacional y presentó cargos contra él bajo la Ley de Espionaje.

En México Vigilancia permanente salió bajo Grupo Planeta y la editorial lo describe así:

Las memorias en primera persona de uno de los hombres más buscados del mundo, el joven analista que provocó el mayor escándalo diplomático de la historia y que, desde el exilio, ejerce hoy la voz de la conciencia en la era digital. “Me llamo Edward Snowden. Antes trabajaba para el gobierno, pero ahora trabajo para el pueblo.”

En 2013, Edward Snowden, responsable de la mayor filtración de inteligencia en la historia, sacudió al mundo revelando que el gobierno estadounidense tenía la capacidad de leer cada correo electrónico, escuchar cada llamada y entrometerse en los rincones de la vida privada de todos y cada uno de los ciudadanos del mundo.

Desgrana por primera cómo ayudó a construir un sistema de vigilancia masivo y la crisis de conciencia que le llevó a destaparlo todo y poner en jaque al sistema. Como resultado de aquello, se inició una caza y captura internacional que a día de hoy sigue abierta.

Un libro que nos alerta sobre la deriva autoritaria de los Estados, que denuncia la colaboración entre el espionaje y las grandes multinacionales de la era digital y que destapa cómo nos vigilan y de qué manera se comercia con nuestra información personal. Porque como anuncia Snowden en su libro, “la lucha por el derecho a la intimidad es la nueva lucha por nuestra libertad”.

(AFP/Grupo Planeta)

Comentarios