Denuncian desvío de recursos federales a empresas fantasma; SFP responde que ya sabía

Luego de difundirse la investigación respecto al desvío de recursos del Gobierno federal a empresas fantasma, la Secretaría de la Función Pública dijo que ya la Auditoría Superior de la Federación da seguimiento al caso y hasta hay denuncias contra los presuntos responsables.

- Publicidad -

A las ocho de la noche del lunes, el portal Animal Político dio a conocer una investigación realizada con la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad acusando el desvió de recursos públicos a través de empresas fantasma.

Ante la revelación que se hace de la triangulación de recursos públicos entre dependencias del gobierno federal, universidades públicas y empresas fantasma, la Secretaría de la Función Pública dice que:

“Toda la información publicada es parte de los resultados de la fiscalización realizada por la Auditoría Superior de la Federación de las Cuentas Públicas 2013 y 2014”.

Aseguran que en su momento, la Auditoría notificó a cada una de las dependencias las acciones a emprender e instruyó a solventar las observaciones.

Agregan que la misma Auditoría presentó denuncias penales, las que dice la Función Pública, están en curso.

Aclaran que también la Secretaría de la Función Pública inició procedimientos para que las dependencias involucradas en las observaciones atendieran los requerimientos de la Auditoría Superior de la Federación.

Asimismo, afirma la dependencia, será la Auditoría la que informe “el estado que guarda la solventación de observaciones y acciones promovidas a las entidades fiscalizadas”.

Además, la SFP detalla que hay procedimientos de responsabilidad administrativa en contra de 10 servidores públicos, de tres dependencias federales, señalados en el reportaje.

Incluso, dicen, se investiga a 40 funcionarios más que están señalados en las observaciones del órgano fiscalizador.

En cuanto a las universidades públicas señaladas en el reportaje, la SFP dice que son los órganos internos de cada una de esas universidades los responsables de auditar, investigar y, si es el caso, sancionar.

La Función Pública dice que analizará el reportaje para incorporar algún dato de la investigación que no se estuviera atendiendo.

En resumidas cuentas, el Gobierno federal sabía de estas “presuntas” irregularidades, que se realizan procedimientos administrativos en contra de funcionarios involucrados, pero lo que no habían hecho y que fue lo que Animal Político y MCCI realizaron, fue hacer pública y transparente la forma en la que las entidades públicas se jinetean el dinero del erario en beneficio de alguien “desconocido”.

Comentarios