Delegado de Venustiano Carranza acepta su destitución aunque dice que es injusta

- Publicidad -

El Jefe Delegacional en Venustiano Carranza, Israel Moreno Rivera, aceptó su destitución como titular de la demarcación, que le fue impuesta por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por desacato a una sentencia judicial.

Moreno Rivera no ha recibido la notificación de destitución de la Corte, y continúa en funciones.

Al dejar éste la demarcación, el Mandatario capitalino, Miguel Ángel Mancera, enviará una terna a la Asamblea Legislativa con los posibles candidatos para sustituir al Delegado, y de los cuales escogerán al mejor perfil que concluirá el periodo administrativo 2015-2018.

Mientras se realiza el proceso de selección, quedará como encargado de despacho el director Jurídico y de Gobierno de la demarcación, José Luis Diaz Nicazo.

El Jefe Delegacional agregó que no está de acuerdo con la decisión y que la considera “injusta” porque el alto tribunal no valoró debidamente la actuación de la demarcación respecto a la sentencia del juicio laboral.

“Es verdaderamente injusto el actuar del órgano constitucional, pues pareciera que el fallo dejó de tener fundamentos jurídicos y obedece más a tintes políticos que a valoraciones jurídicas”, indicó.

Moreno Rivera informó que desde el 06 de abril se pagaron las diferencias salariales y aguinaldo a cuatro trabajadores y detalló que el monto ascendió a 6 millones 979 mil 819 pesos.

Agregó que otorgó el nombramiento de verificadores o inspectores el cual dio cumplimiento a lo determinado por la segunda sala del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje en el acuerdo emitido el 6 de julio pasado.

Señaló además que la expedición de credenciales y órdenes de visita para verificaciones no son competencia de la Delegación sino del Instituto de Verificación Administrativa (Invea), puesto que en 2010 el entonces Mandatario capitalino Marcelo Ebrard eliminó esta atribución que tenían las autoridades delegacionales.

También, dijo que el derecho constitucional señala: “Que las autoridades solo pueden hacer lo que la ley les permite”, por lo que esto lo imposibilita jurídicamente para emitir dichas credenciales, “situación que tampoco fue valorada por el máximo tribunal de la nación”.

El diputado del PRD, José Manuel Ballesteros quien también fue destituido por omisiones, ya que antecedió al destituido delegado en el cargo, señaló que ya revisan en qué forma viene la sentencia para determinar el actuar jurídico.

Indicó que cumplieron con todo lo que se había pedido, pero no pueden transgredir la ley cuando no se los permite y menos si ellos como legisladores es lo que buscan, que se respeten las leyes.

Dijo que están valorando el tema, porque cuando fue Delegado el área jurídica se encargó de cumplir con el laudo y que hasta no contar con la sentencia definitiva no actuará.

Respecto a Ballesteros, la SCJN deberá notificar a la Procuraduría General de la República sobre la destitución, para luego avisar a la Asamblea Legislativa sobre el caso, para que se inicie el proceso  de desafuero del diputado.

Posteriormente se tendrá que convocar a la Comisión Jurisdiccional para quitarle el fuero y este proceso puede tardar hasta 60 días, al no ser un delito grave, puede continuar como diputado hasta que concluya la séptima  legislatura, en octubre de 2018.

Al respecto, la secretaria de Gobierno de Ciudad de México, Patricia Mercado dijo que apoyará al Delegado.

Tras comparecer en la Asamblea Legislativa aclaró que se revisará en qué sentido viene la sentencia para saber si es la última instancia y cómo pueden respaldar a Moreno Rivera financieramente.

Manuel Granados, consejero jurídico capitalino, indicó que ellos tendrán que ser notificados sobre la destitución del Delegado y analizar  todo lo que ocurrió para implementar medidas legales.

Alejandra Barrales, presidenta del PRD, calificó de increíble la sentencia contra el delegado porque “es cuestión de carácter laboral, que además ni siquiera surgió en el periodo actual”, por lo que lo respaldarán ante esta situación.

En tanto, el ex Delegado de Venustiano Carranza y hermano del actual titular, Julio César Moreno, señaló que fue una injusticia lo que le ocurrió a su familiar, porque no le correspondía cumplir con la expedición de documentos que le solicitaron ya que estaba fuera de sus atribuciones.

La decisión de la Suprema Corte derivó de un incidente de inejecución de sentencia, donde se reclamó que no se respetaron los amparos concedidos en 2013 a cuatro trabajadores de la demarcación.

El ministro José Fernando Franco González Salas propuso destituir y consignar a Moreno Rivera y a Ballesteros López porque el Tribunal  Federal de Conciliación y Arbitraje informó a la Corte por vía electrónica, que no se había cumplido con la sentencia de amparo.

El Jefe Delegacional debía acatar lo resuelto en el laudo con fecha de 23 de enero de 2013, es decir, expedir a los cuatro quejosos los nombramientos con la categoría de verificadores o inspectores, pagarles las diferencias de salario existentes entre las sumas que se les había venido pagando y las que les correspondían por haber desempeñado las funciones de inspector o verificador, desde el 26 de noviembre de 2003 hasta la segunda quincena de marzo de 2005, así como las que se generarán con los incrementos al salario en fecha posterior a la cuantificada y hasta que se cumpliera el laudo.

Igualmente se les tenía que pagar las diferencias de aguinaldo de 2003-2004 y las que se generaran durante la transmisión del juicio y finalmente debía proporcionar los elementos necesarios para el desempeño del encargo, como credenciales y demás documentos oficiales.

En el proyecto se menciona que tanto la sala responsable como el juez de distrito requirieron en diversas ocasiones al Jefe Delegacional el acatamiento del fallo, sin que hasta el momento, más de dos años y nueve meses después, de que causó ejecutoria este último y se le requiriera por primera vez su cumplimiento, haya acreditado tal situación.

(Con información de Milenio)

Comentarios