Deja Ríos Garza la PGJCDMX

Rodolfo Ríos Garza dejó la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

- Publicidad -

Por medio de un comunicado, el gobierno de la ciudad informó que la renuncia de Ríos Garza fue aceptada por el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera.

Desde hace varios días se rumoraba la salida del procurador Ríos.

Algunas versiones iban en el sentido de que buscaría ocupar un lugar en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Durante su gestión al frente de la PGJCDMX, Ríos Garza enfrentó varios escándalos:

En 2013, 25 perros fueron acusados de asesinar a cuatro personas en el Cerro de la Estrella, en Iztapalapa. Una de las víctimas tenía un golpe en la cabeza, lesión que un perro no podría causar.

A finales de ese año, en Octubre, 12 jóvenes desaparecieron del bar Heaven, en la Zona Rosa. La Procuraduría consideró que el asunto no se trataba de una desaparición y no comenzó las investigaciones a tiempo. Los cuerpos de los jóvenes fueron encontrados en un rancho ubicado en el municipio mexiquense de Tlalmanalco.

Un caso más en el que la Procuraduría puso en riesgo a víctimas fue el que involucró al entonces presidente del PRI en la Ciudad de México. Se le acusó de tener una red de prostitución en las oficinas de ese instituto político. Aunque el dirigente priísta fue exonerado, la identidad de las mujeres que denunciaron a Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre fue revelada. Defensores de Derechos Humanos pidieron la salida de Ríos Garza de la institución por poner en riesgo a las denunciantes.

Pero quizá el caso que más críticas causó a la Procuraduría capitalina fue el multihomicidio ocurrido en la Colonia Narvarte en donde un fotoperiodista y una activista de Veracruz fueron asesinados en compañía de tres mujeres más.

Una de las declaraciones de la Procuraduría que puso en entre dicho a la institución fue que una de las víctimas era de origen colombiano, lo que generó protestas de la comunidad de ese país que vive en la ciudad y de defensores de derechos humanos que acusaron a las autoridades de revictimizar a los fallecidos.

No sólo eso, tanto el fotoperiodista como la activista huían de Veracruz por amenazas en su contra. Ellos acusaron al ex gobernador de la entidad, Javier Duarte, pues habían sido críticos de su gobierno.

Ríos Garza deja el cargo en medio de una crisis de seguridad que las autoridades capitalinas ven como una percepción de la sociedad. Incluso, en sus últimas comparecencias, Ríos Garza aseguraba que los delitos en la ciudad habían disminuido hasta en un 7 por ciento.

Comentarios